PROVINCIA

Soriano: “Reforzaremos el papel de las cooperativas agroalimentarias con la reforma de la PAC”

La consejera de Agricultura del Gobierno regional, María Luisa Soriano, ha afirmado que “la reforma de la Política Agraria Común (PAC) incluye instrumentos que nos van a permitir reforzar en Castilla-La Mancha el papel de las cooperativas agroalimentarias a través de medidas que favorezcan la integración de cooperativas y la agrupación de productores”.

280214 RG-SORIANO

Lo ha señalado Soriano esta mañana en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), antes de inaugurar la jornada ‘Un análisis a fondo de la reforma de la PAC’, organizada por Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha.
 
Allí, ha indicado que en el Programa de Desarrollo Rural 2014/2020 –que conforma el llamado ‘segundo pilar’ de la PAC- el Ejecutivo regional va a implantar medidas específicas para reforzar las estructuras del sector agroalimentario; apoyar la fusión de cooperativas, al menos en el ámbito comercial; y fomentar proyectos que conlleven concentración de la oferta de productos agroalimentarios en origen.
 
La consejera de Agricultura ha incidido en que “queremos que el sector agrario gane en dimensión para que sea más competitivo”, porque la excesiva atomización de los productores frente a una distribución altamente concentrada provoca un desequilibrio en la cadena alimentaria y deja en la situación más débil a los agricultores y ganaderos.
 
Una PAC que garantiza el futuro del campo de Castilla-La Mancha
 
María Luisa Soriano ha destacado que la reforma de la PAC es “muy positiva” para los agricultores y ganaderos de la región, porque ofrece un horizonte de estabilidad en el que se garantiza el futuro del campo de Castilla-La Mancha.
 
Sobre este asunto, ha subrayado tres aspectos principales: el primero es el mantenimiento del presupuesto hasta el año 2020, que supondrá que la región recibirá más de 6.700 millones de euros en el próximo septenio. De ellos unos 5.600 serán en ayudas directas –el ‘primer pilar’ de la PAC- y 1.147 millones para el Programa de Desarrollo Rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural FEADER, cofinanciado por la UE, el Ministerio de Agricultura y el Gobierno regional.
 
En segundo término, ha reseñado la importancia de un giro histórico en la Política Agraria Común, ya que a partir de 2015 las ayudas se destinarán exclusivamente a los agricultores y ganaderos ‘activos’, es decir, aquellos que mantengan sus explotaciones activas y reciban por la venta de sus productos al menos el 20 por ciento de sus ingresos agrícolas.
 
La tercera cuestión a la que se ha referido la consejera es que en la recta final de la negociación se han provisto fondos para atender a sectores que estaban en riesgo de ver disminuidas de forma importante sus ayudas, e incluso alguno -como los ganaderos sin tierra- de perderlas todas.