PROVINCIA

Trabajadores del Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos de Ciudad Real hacen una donación al niño Joaquín del Río

Trabajadores del Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) de Ciudad Real han aportado dinero de sus nóminas a favor de Joaquín del Río García, un niño que sufre una parálisis cerebral, con una discapacidad del 86%.  Joaquín del Río tiene 12 años y vive en Poblete. A los seis meses de gestación, un virus contagió a su madre y afectó al feto. Tiene parálisis cerebral que limita su capacidad psicomotriz. 

140314 CR-BASURA

Escucha y entiende perfectamente, pero no puede hablar ni mover gran parte de su cuerpo. Como en algún otro caso en el que han ayudado, necesita desde una nueva silla de ruedas hasta una cama especial y tratamientos para mejorar su calidad de vida. Su madre está en paro y su padre prejubilado, con lo que el dinero que entra en casa es escaso. Su caso lo han tratado los medios de comunicación.

De esta manera, estos trabajadores de RSU se suman a las iniciativas de solidaridad llevadas a cabo por numerosos colectivos y personalidades en beneficio de Joaquín
Esta acción se enmarca en la iniciativa llevada a cabo por algunos trabajadores del Consorcio RSU, denominada “Haciendo Equipo”, que consiste en que aquellos que, voluntariamente, se adscriben, donan un euro al mes que se descuenta directamente de su nómina. 

Así, a lo largo del año se va generando un fondo colectivo. Al finalizar el año, los trabajadores proponen distintas alternativas de carácter social para destinar los fondos recaudados y, finalmente, votan para determinar cual de esas alternativas va a resultar la destinataria de la recaudación, que este año ha recaído en el mencionado Joaquín del Río.