PROVINCIA

La UME junto con numerosas instituciones estatales, autonómicas y locales organiza un ejercicio anual de emergencia nacional en Daimiel

Por causa desconocidas, una gran explosión se desencadena el 9 de marzo en OIL COMPANY DAIMIEL S.A. produciéndose el fenómeno denominado BLEVE (explosión de vapores que se expanden al hervir el líquido), consistente en una sobrepresión por onda expansiva, con proyección de fragmentos y una gran bola de fuego. 

UME

La explosión causa daños estructurales en un número muy elevado de edificios, registrándose el colapso de varios de ellos. Igualmente, quedan dañadas infraestructuras críticas: autovías, red eléctrica, red de gaseoductos y red ferroviaria.

Este suceso origina una primera situación de emergencia devastando toda la zona alrededor de la empresa y provocando un incendio industrial durante varios días, vertidos de hidrocarburos al medio ambiente y nubes toxicas. Posteriormente, y como consecuencia de la gravedad del incendio y de las sucesivas explosiones ocasionadas, existe un elevado riesgo de que puedan ser afectadas otras empresas próximas.

La primera estimación de víctimas apunta a “cientos” de muertos y heridos, así mismo, gran cantidad de personas se quedan sin hogar. Además de todo esto, hay que sumar un gran número de ciudadanos y grandes áreas que se ven afectadas por la contaminación que producen la nube tóxica que se ha originado tras el incidente.

La gravedad de la situación hace que, inicialmente la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha, a través de la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas competente en materia de Emergencias y Protección Civil, activa el Plan Territorial de Emergencias de Castilla – La Mancha (PLATECAM) y posteriormente, solicite al Ministerio del Interior la declaración de la emergencia de interés nacional.

En este momento, el general jefe de la UME asume la dirección operativa del dispositivo, en el que se integrarán todos los actores implicados en la solución de la catástrofe.

Éste es el escenario simulado que se va a vivir durante cuatro jornadas en el ejercicio denominado “Daimiel 2015”, planeado por la Unidad Militar de Emergencia con el fin de verificar su capacidad de respuesta ante situaciones límite que afectan a la seguridad y a la normalidad de la vida del ciudadano. Además, de darse la circunstancia de que al final del año 2014 la UME alcanzó la capacidad plena de intervención con la certificación alcanzada por su Grupo de Intervención en Riesgos Tecnológicos y Medio Ambientales (GIETMA).

Tareas de reconocimiento e identificación de agentes y sustancias contaminantes, Intervención en accidentes industriales, descontaminación masiva de personas, medios y material sensible, gestión de los residuos tóxicos, transporte aéreo de heridos e intervinientes, búsqueda y rescate, recepción de ayuda internacional e información a la población figurarán entre las principales actuaciones de los distintos organismos civiles y militares intervinientes en la emergencia.

El adiestramiento implica directamente a otros organismos, civiles y militares, con relación directa de apoyo en situaciones críticas a la población civil, Consejo de Seguridad Nacional, Fuerzas Armadas, Cruz roja, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, bomberos y empresas, participan, de forma activa, aportando diversas especialidades para la resolución inmediata del problema

Señalar, igualmente, el alcance internacional del ejercicio al contar durante su desarrollo de la presencia activa de equipos de intervención internacionales como unidades militares francesas (FORMISC), estadounidenses (7th Civil Support Command), argelinas y marroquíes. El ejercicio contará con la presencia de observadores de la Unión Europea, Organización de Estados Americanos y de países como Brasil, Ecuador, Perú Chile y Portugal y Colombia. 

La UME es el mando permanente del Estado Mayor de la Defensa designado para intervenir en situaciones de emergencias que afecten directamente a la seguridad y bienestar del ciudadano. Observa una dependencia del Ministerio del Interior, por delegación expresa del Presidente del Gobierno, en los supuestos de desastres declarados  de interés nacional.

Con este, son ocho el número de ejercicios de emergencia nivel 3 que ha llevado a cabo, en colaboración directa con diversas comunidades autónomas, desde su creación en octubre de 2005.

.