PROVINCIA-LA SOLANA

La Virgen de Peñarroya de La Solana será trasladada al Castillo que lleva su nombre

Traslado patrona previa (Copiar)

Los solaneros se preparan para despedir a la Virgen de Peñarroya, que apura sus últimas horas en la localidad antes de partir rumbo al Castillo de su nombre. Será el próximo lunes por la mañana cuando la imagen salga de la ermita del Humilladero para iniciar la procesión hasta el altar de la calle Alhambra. Allí recibirá el ‘hasta pronto’ de la población. No volverá hasta el segundo domingo de septiembre.  

La cofradía ha organizado diferentes actos de despedida, todos de contenido religioso. Destaca la novena, que se comenzó el sábado día 13 y se extenderá hasta el domingo 21. Este año se ha querido implicar a los colegios, de modo que la misa está dedicada cada día a un centro educativo, cuyos representantes cogen al comienzo del oficio una vela del altar y su luz enciende otras velas más pequeñas que simbolizan a su comunidad escolar. “Los niños son el futuro en todos los aspectos y hay que inculcarles desde pequeños el amor a la Virgen”, declaró la presidenta, Rosa Sánchez.

El Capitán, un niño de 11 años

Y como sucede cada mes de enero, la Patrona estrena capitanía. Durante todo este año la ostentará un niño de 11 años. Se llama Gabriel Díaz-Cano Naranjo, que cursa 6º de Primaria. Varios miembros de su familia ya han portado el bastón de Capitán en años precedentes. El último fue su tío paterno Eusebio Naranjo Serrano, hace sólo tres años.

Pero otra de las grandes novedades será, precisamente, el debut de la nueva presidenta. Para Rosa Sánchez la cofradía no es algo nuevo, puesto que ha sido vicepresidenta y conoce muy bien sus entresijos. Una vez que la anterior presidenta, Gloria Uriel, decidió no presentarse a la reelección, el resto de directivos la animaron para coger el testigo. “Acepté el cargo con ilusión y ganas, aunque no era mi objetivo cuando entré en la cofradía”.

Rosa Sánchez se ha convertido en la segunda mujer que preside la veterana cofradía mariana, y además de forma consecutiva. “Es un verdadero honor para mí y estoy notando el cariño de la gente”. Cree que aún es pronto para hablar de proyectos futuros. “De momento seguiremos en la misma línea de que la Virgen salga a la calle y la vean niños y mayores y disfruten con ella”.