SOCIEDAD

Cáritas dispondrá del Centro “Cecilio Muñoz Fillol” a finales de este año

Desde el Ayuntamiento se prevé que las obras para su rehabilitación puedan comenzar a primeros del mes de noviembre y duren aproximadamente dos meses. Se va a trabajar en la cubierta del edificio y en la primera planta del mismo, que permanece cerrada desde hace aproximadamente seis años, cuando este centro dejó de acoger exposiciones culturales. El proyecto está valorado en 81.167 euros.

La Teniente Alcalde de Servicios Sociales, Vanesa Irla, y el Teniente Alcalde de Obras y Urbanismo, Manuel Martínez, han sido los encargados esta mañana de dar a conocer los detalles de la reforma que se hará en este edificio situado en la céntrica calle Pangino, con el fin de que pueda ser cedido a Cáritas Interparroquial de Valdepeñas.

Cáritas mantendrá su sede en la calle Unión, en la que recientemente han hecho también obras de mejora. En el Centro “Cecilio Muñoz Fillol” dispondrán de despachos y aulas para utilizar en su servicio de ropero para personas en situación de vulnerabilidad, sin techo o temporeros; para talleres y para reuniones de sus aproximadamente ochenta voluntarios. Además, esta nueva instalación les permitirá poder llevar a cabo proyectos que hasta ahora ha sido imposible hacer por falta de espacio.

“Lo necesitan, tenían una necesidad muy importante de espacio, la cesión de este espacio a Cáritas es para facilitarles que puedan atender de la mejor manera posible a los ciudadanos que más lo necesitan y que puedan trabajar en las mejores condiciones posibles”, ha asegurado Irla.

Por su parte, el Concejal de Obras ha explicado que en el edificio, desde que dejó de utilizarse, se han agravado las deficiencias que ya tenía, fundamentalmente en la cubierta.  De este modo, el proyecto diseñado empezará por desmontar el tejado íntegramente, eliminando las goteras. También en cuanto a la estructura, se va a trabajar para solventar las filtraciones que se producen por las terrazas y ocasionan humedades.

En cuanto a la reforma que se va a hacer en el interior, afectará a la primera planta, de unos 600 metros cuadrados. En ella se van a retirar los paneles que separaban las exposiciones culturales, creando una nueva distribución, con unos ocho o diez despachos y aulas.

Además, se va a cambiar la instalación eléctrica, la iluminación y eliminar las barreras arquitectónicas.

Las obras están en proceso de adjudicación en estos momentos y se prevé que puedan comenzar a primeros de noviembre “y dada la prioridad por la financiación que tiene esta obra, intentaremos que en dos meses, para finales de año, estén terminadas”, ha apuntado Martínez.