SOCIEDAD

La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído en la festividad de la Inmaculada celebrada en la Brigada Acorazada

Una representación de la Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza, ha participado en los actos conmemorativos de la Inmaculada Concepción que se han celebrado en el acuartelamiento de “El Goloso”, sede de la Brigada de Infantería Acorazada “Guadarrama” XII, con cuya Gran Unidad están hermanados desde el año 1993.

En la fotografía, los cofrades valdepeñeros junto a los generales Del Pozo y Conde de Arjona.

El acto, presidido por el general Jefe de la División de Planes del Ejército, Fernando J. López del Pozo, se desarrolló en el patio de Armas en una soleada mañana, y fue seguido por numeroso público.

La entrega de condecoraciones a distinto personal militar dio paso al reconocimiento de “Soldados Acorazados de honor”, y posteriormente a la alocución en la que el general Jefe de la Brigada Acorazada “Guadarrama” XII, José Conde de Arjona, se refirió a los actos conmemorativos del 50 aniversario de la creación de la misma, y anunció dos importantes retos para el próximo año, la misión en Irak y en Mali, dos nuevos escenarios hasta ahora desconocidos para los de la Acorazada.

La invocación a la Inmaculada Concepción de María, el homenaje a los caídos y el desfile del personal participante dieron por concluido el acto militar.

Posteriormente se brindó por S.M. El Rey.

Los representantes de la Cofradía compartieron esta jornada de confraternización como lo vienen haciendo desde el año 1993, que le fue entregado el nombramiento de “Presidente de Honor”.