SOCIEDAD

El Consejero de Agricultura se ha reunido hoy en Valdepeñas con representantes de la Interprofesional del Vino de cara a la vendimia

La reunión ha surgido a petición del sector y por el interés propio de la Consejería para analizar la campaña de vendimia de este año. Francisco Martínez Arroyo ha dejado clara la posición de la Administración Regional “de ayuda y de colaboración para que la vendimia sea lo mejor posible”. 

IMG_20150806_104910 (Copiar)

El Consejero de Agricultura ha augurado una campaña “buena, donde no va a haber grandes problemas y vamos a poder funcionar todos bien, ese es el objetivo”.

Francisco Martínez Arroyo, Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, se ha desplazado hoy hasta Valdepeñas para mantener una reunión de trabajo con los representantes de la Interprofesional del Vino y de las entidades relacionadas con la Denominación de Origen Valdepeñas. El encuentro, con alrededor de una veintena de participantes, ha tenido lugar en la sede de la Interprofesional de la D.O. Valdepeñas.

En la reunión, se han explicado las novedades de la vendimia de este año, que pasan principalmente por la obligatoriedad de que exista siempre un contrato entre compradores y vendedores de uva, que garantice “los derechos de unos y de otros”, algo en lo que ha hecho hincapié el Consejero de Agricultura. Martínez Arroyo ha dicho que hay que “olvidar” el funcionamiento habitual por el que “una bodega pone un precio y lo negocia con un colectivo de agricultores, aquí el precio es casi individual”.

En este sentido, ha especificado que el contrato tipo incluirá referencias en base a las cuales se ha de calcular el precio de la uva “acidez, grado de alcohol…), de ahí que vayan a surgir “contratos con unos precios y contratos con otros. Lo que hay que garantizar, y en eso vamos a estar vigilantes, es en que haya transparencia en la generación de los precios”.

El responsable regional de Agricultura ha dicho que tras esta primera reunión, se va a trabajar para que haya comunicación “permanente” con el sector, encaminada a resolver “no el problema de una campaña, sino el futuro, para hacer un sector sostenible a medio y largo plazo”.

Atribuye las discrepancias del sector a la propia estructura de la D.O

Francisco Martínez Arroyo ha señalado que la Denominación de Origen Valdepeñas es “complicada” al tener una estructura en la que se da una dualidad de empresas (dos muy grandes y el resto bodegas pequeñas, con ausencia de cooperativas) y en la que hay un sector agrario “muy potente” con más de 3.000 proveedores de uva organizados en muchas organizaciones agrarias. “Tenemos muchos interlocutores y eso dificulta a veces la búsqueda de soluciones”.

A esta complejidad hay que añadir según el Consejero que la D.O Valdepeñas ha sido la que “históricamente” ha empezado a trabajar en la vendimia, “con lo cual si había conflicto, ese conflicto empezaba aquí”. A pesar de todo, Martínez Arroyo se ha mostrado convencido de que “esta D.O va a mejorar en el futuro y va a ser el referente de las figuras de calidad de esta Comunidad Autónoma”.

Previsiones de cantidad y calidad de la uva

Según ha estimado el Consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, este año la vendimia no se adelantará, debido a las noches de calor que se están sucediendo y que hacen que la uva no madure “suficientemente bien”. Ha señalado que es probable incluso que se retrase con respecto a las fechas de los últimos años.

En cuanto a la calidad de la uva, Martínez Arroyo ha insistido en que dependerá de cómo evolucione la meteorología en las próximas fechas, “pero entiendo que va a ser buena, y además prevemos una cosecha razonable entre los 23-24 millones de hectolitros”, ha concluido.

IMG_20150806_103808 (Copiar)IMG_20150806_104832 (Copiar)IMG_20150806_104959 (Copiar)IMG_20150806_105045 (Copiar)