lunes. 27.05.2024
Sociedad

Emilia Osorio: “Lo peor de todo este proceso fue escuchar a los abogados de los asesinos de mi hermano pedir ‘la libre absolución’”

El 28 de mayo de 2013 recibí una llamada de Emilia Osorio para que le ayudara publicando la desaparición de su hermano Ángel y con el objetivo de pedir la colaboración ciudadana. Así lo hicimos y contactamos con otros medios para que también lo hicieran, llevando a cabo un despliegue mediático importante por si alguien lo había visto. Se buscó a Ángel Osorio durante meses, finalmente y por desgracia se encontró muerto. La policía logró detener a sus asesinos, se celebró el juicio y se dictó sentencia. Con Emilia hemos hablado sobre el calvario vivido por su familia, desde la desaparición de Ángel hasta llegar a una sentencia que "no consideran justa".

FOTO EMILIA OSORIA (Copiar)
Foto de Advaldepeñas realizada a Emilia Osorio durante una de las búsquedas de Ángel

Emilia contactó rápidamente con la policía y a partir de ahí se organizó un dispositivo de búsqueda en el que participaron también bomberos, protección civil, personal del Ayuntamiento de Valdepeñas y familiares, que nunca dejaron de buscarlo peinando el campo, pozos, río y pantano, hasta más de 180 efectivos llegaron a rastrear todas esas zonas para localizarlo, algo de lo que Emilia afirma estar muy agradecida. Finalmente, el cuerpo de Ángel apareció el 30 de octubre de 2013 en un olivar a 10 kilómetros de Valdepeñas, por la carretera de Daimiel.

De no haber aparecido Ángel ¿Hubieras seguido buscándolo?

Tengo muy claro que nunca hubiera dejado de buscar a mi hermano. Ten en cuenta que soy la mayor de 4 hermanos y nos quedamos muy jóvenes sin padre, yo tenía 15 años y tuve que ayudar a mi madre con mis hermanos que eran más pequeños. Desde que murió mi padre la vida nos cambió totalmente. Tuve que ponerme a trabajar y dejar los estudios, que luego retomé cuando me casé. He luchado mucho por mis hermanos y esto ha sido un palo muy grande.

Durante la búsqueda yo pedía al cielo que me diera fuerzas y seguir buscando, te olvidas de ti y solo piensas en tú familia. En este sentido, mi marido ha sido un punto de apoyo clave para yo poder seguir adelante. Tenía que mantenerme fuerte para ayudar a mi madre, cuando me llamaba desesperada para decirme lo impotente que se sentía.

Nuestra vida no ha sido fácil, da para escribir un Best-Seller.

Los asesinos de tu hermano han sido condenados a 17 y 16 años de cárcel, respectivamente. ¿Qué tenéis que decir a eso?

La justicia la hacen los hombres y el hombre no es perfecto, hay tantas imperfecciones en él que cuando te toca la vena del corazón, cuando te duele o empatizas con la otra persona es cuando te das cuenta de lo que estás defendiendo, me refiero a la justicia en general, abogados y jueces. En este caso se ha visto que dos más dos son cuatro, que todo es matemático, que hay pruebas físicas, que existen realmente, que están ahí y ¿se basan en lo que según tú me digas yo voy a pensar?, pues la objetividad está fuera de lugar. La justicia es la base de todo y si empiezas a pensar en las leyes que hacen los hombres, no son justas. ¿Por qué a una persona que roba un coche le meten en la cárcel 7 años y a quien ha matado solo 5? Eso es injusto. Yo pienso que en la conciencia de la justicia queda lo dictado y los asesinos lo llevan a sus espaldas.

¿Habláis en casa de lo que ocurrió?

 Con mi madre no podemos hablar de los hechos, de cómo murió porque es volver la vista atrás y lo pasa muy mal. En esta vida hay que tirar para adelante, es duro decirlo, pero es así. A él le recordamos todos los días, pero de lo que le ocurrió solo hablamos cuando se mueve algo alrededor, como es el caso del juicio.

¿Cómo era Ángel?

Tenía un corazón muy grande, pero tenía un defecto, y es que sus duelos los sacaba a la calle y los veía la gente. Cuando una persona es tan buena como no vas a hablar de él y lo tienes presente todos los días. Nunca tenía roces con nadie de la familia y dejaba lo que estuviera haciendo y venia a lo tuyo, a ayudarte, pero no solo con nosotros, también con los de fuera. Le avisaba que tuviera cuidado con quien se juntaba, a quién le abría la puerta y demás, pero era tan bueno que no me hacía caso. Mira, si alguien se quedaba sin casa como le ocurrió a un compañero de trabajo, él le acogía en la suya hasta que encontrara donde vivir. ¿Quién hace eso?.

Llevaba tres años parado y padecía una depresión por no encontrar trabajo. Imagínate con 45 años, te ves sin nada, sin trabajo con hipoteca que pagar, pues te sientes mal, y lo pasó mal, pero ahí estábamos todos con él.

¿Qué os dice la gente?

Todo el mundo nos dice que es una injusticia, que como es posible que los jueces estén tan ciegos, como puede ser que los abogados pidan, habiendo pruebas, la libre absolución.

¿Ha cambiado vuestra visión de la vida?

Cuando eres una familia normal, con una vida normal y te ocurre algo así, tu visión de la vida cambia totalmente. De llevar una vida tranquila, estable y de golpe y porrazo ves como has perdido a quien quieres, de esa manera, es duro, muy duro. Cuando desaparece y no sabes dónde está y te va llegando la información, te das cuenta que no ha pasado nada bueno. Yo empecé a pensar que mi hermano no estaba vivo, fue intuición, llámalo como quieras, y ¿cómo demuestras tú que lo que estás sintiendo es cierto?, porque es algo inmaterial. Muchos pensaron que se había ido de fiesta, que lo había abandonado todo, pero yo intuía que no era así, yo seguía batiendo la zona y pensaba seguir hasta encontrarlo. Fueron cinco meses y medio de búsqueda, sin parar, ha sido la persona más buscada de los últimos años, movilicé a mucha gente que tuvo una gran respuesta y se lo agradezco de corazón. Cuando eres una familia querida la gente se involucra mucho.

¿Cómo has vivido el proceso del juicio?

Muy mal, me afectó mucho tanto física como psíquicamente. Reconozco el buen trabajo realizado por los forenses, aunque en el juicio ha sido como pasar un velo por delante y no querer verlo. Tras la exposición del forense, salí muy afectada, soy sanitaria y algo entiendo, hizo una exposición magistral, pero solo se entendió lo que se quiso entender, no se escuchó lo que realmente dijeron y los abogados de los acusados escucharon solo lo que era bueno para sus defendidos y que no estuviesen tantos años en prisión. Ellos saben de justicia y yo de sanidad y no fue eso lo que se expuso en la sala.

¿Cómo han vivido tu marido y tus hijos todo el proceso, desde la desaparición hasta hoy?

En casa se ha vivido la situación de forma natural, sin dolor, para que mis hijos no sufrieran. Ten en cuenta que depende de cómo vivas una situación así la transmites a los que te rodean. Si transmites paz, la gente lo recibe así, si transmites dolor, odio, miedo, reciben eso. Veían normal que su madre se fuera a buscar a su tío. Recuerdo que mi hija estaba preparando la selectividad y no se le notaba nada, porque hablábamos de ello, tenían que saberlo todo pero aún así les ahorré mucho sufrimiento. Eso sí, a mi madre no le contábamos muchas cosas, porque era muy doloroso para ella.

¿Y ahora qué?

Cuando todo acaba es cuando llega el bajón moral. Tanto hemos luchado, tanto hemos pasado y ahora ¿qué?, ahora tienes que escuchar de boca de los abogados “libre absolución”. Eso me llegó al alma. Sabía que durante el juicio tenía que procesar mucha información, pero escuchar esas dos palabras, eso no tiene nombre. Todo parecía irreal y cuando dijeron ‘aquí no se ha quedado nada claro, solo que Ángel Osorio no está vivo’, pensé: ¿y para eso hay que llevar un juicio a la Audiencia Provincial, para oír esas palabras?. Serán muy buenos profesionales, están haciendo su trabajo, pero como dijo mi madre: ‘pídanle al cielo que ninguno de sus hijos se cruce en la vida de una de estas personas.

Los asesinos de Ángel han recurrido la sentencia ¿Qué tienes que decir a esto?

Si, han recurrido los dos. Solo le pido al cielo que paguen su culpa, que no hagan sufrir más a mi familia, que ya ha sido bastante, no puede pasar este asesinato como si nada, pues es una gran incoherencia que la justicia no sea justa, pero ya veremos el resultado, pues yo tengo esperanza de que saldrá como tiene que salir y pasarán unos años entre rejas, “es su merecido”.

Emilia osorio y lola gomez 2 (Copiar)

Foto de Emilia Osorio durante la entrevista

Emilia Osorio: “Lo peor de todo este proceso fue escuchar a los abogados de los...