SOCIEDAD

Jesús Martín emprenderá acciones legales contra Pena Fandiño por haberle acusado de "maltratador"

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, ha anunciado que interpondrá una querella criminal, a título personal, contra José Manuel Pena Fandiño, portavoz del partido Pueblo, Libertad y Justicia, por haberle acusado de "maltratador" en el marco del Día contra la Violencia de Género afirmando que las tres trabajadoras expedientadas por el Ayuntamiento por diversas irregularidades son "mujeres maltratadas por su jefe que es el alcalde".

291113 VA-JESUS MARTIN 001

Martín ha señalado que estas declaraciones de Pena le produjeron "sorpresa y estupor" y lo ha calificado de "obscenidad y falta de catadura moral", ya que, ha indicado, "no me acusa a mí, sino que está insultando a cientos de miles de mujeres muertas en manos de sus cónyuges o no cónyuges". Por ello, ha añadido que "me parece incalificable que un político se sirva de un fenómeno social como es el de la violencia de género para hacer una crítica política y en ella imputarme un delito".

"Esto no puede quedar así", ha asegurado Martín, por lo que interpondrá una querella criminal contra Pena Fandiño "por calumnias, por atentar contra mi honor y por ofender la memoria de las mujeres muertas por unos animales, si se me permite el calificativo de estas personas". Y es que, el primer edil ha apuntado que "se atenta al honor cuando se miente a conciencia de que se miente y el señor Pena lo ha hecho sólo para buscar un titular de prensa".

Con esto, hay tres  causas, según Martín. La primera es la política, "que ya la juzgarán los ciudadanos". La segunda es la penal "porque me ha imputado un delito y lo tendrá que demostrar en un juzgado, pero no lo hará contra el alcalde, sino contra Jesús Martín". Y la tercera es la institucional, puesto que una vez interpuesta la demanda, habrá que ver la reacción de una institución como el Ayuntamiento. "Para ello ya he encargado informes jurídicos para ver qué decisiones hay que tomar contra alguien que ensucia a esta administración y a quien la preside por la voluntad democrática de un pueblo", ha explicado Martín.

Así las cosas, el alcalde ha querido recordar que el Ayuntamiento inició tres expedientes disciplinarios cuando se detectaron irregularidades, unos expedientes que corrieron a cargo de tres "instructores o instructoras porque en el Ayuntamiento no hay hombre ni mujeres; hay puestos de trabajo que no son femeninos ni masculinos, son funcionarios". En dos de estos expedientes, los instructores detectaron que algunas de las irregularidades podían caer en delito penal por lo que se pasaron a la Fiscalía.

La Fiscalía, por su parte, instó al juez a que abriera causa y los ha imputado. Según Martín, "estos dos expedientes disciplinarios están paralizados porque la justicia ha abierto causa y ha imputado. Ahí el alcalde no tiene nada que ver. El tercer caso es el de una funcionaria cuyo expediente disciplinario ha terminado y el instructor ha dictaminado que ha hecho un mal uso de sus funciones por lo que el expediente que ha elevado es que se le ha impuesto tres años de empleo y sueldo, que se llevará a efecto una vez que se resuelvan las alegaciones".

Por lo tanto, ha señalado Martín, "con la lógica de Pena, también sería maltratadores los instructores, los fiscales y los jueces, es decir, el Estado de Derecho, por lo que está insultando a un sistema democrático garantista de unos derechos sirviéndose de la memoria de las mujeres que están enterradas".

Por último, el alcalde ha añadido que "ya sabemos el tipo de alcalde que sería el señor Pena. Si viera irregularidades en la administración, en vez de perseguirlas como exige la ley, parece ser que sería cómplice de ellas y se callaría, por lo que sería tan corrupto como las posibles personas que no hacen su trabajo adecuadamente".