SOCIEDAD

El Juzgado de instrucción número 1 de Valdepeñas anula la cláusula suelo de la hipoteca de un matrimonio de Valdepeñas

El pasado 16 de diciembre, el Juzgado de instrucción número 1 de Valdepeñas dictó sentencia sobre la denuncia que un matrimonio de la localidad había realizado contra su banco, Liberbank, S.A., para que les fuera quitada la cláusula suelo de su hipoteca por considerarla abusiva.

IMG_0283 (Copiar)
José Antonio y Encarni

Se trata de José Antonio Tebar y Encarnación Camacho quienes han mostrado su satisfacción por esta sentencia: “Para nosotros es un alivio puesto que al principio podíamos afrontar los pagos, pero después se hicieron imposibles. Hubo cuotas que no pudimos pagar, nos bloquearon el préstamo y nos pedían un dinero para desbloquearlo, pero claro, si no tienes para pagar cuotas, menos para desbloqueo. La verdad es que pasamos una racha muy dura, incluso hubo un mes que nuestros padres nos tuvieron que dar de comer, porque no podíamos ni comprar comida, todo se iba para la hipoteca, y tenemos tres hijos”.

Para este matrimonio ha sido todo muy duro “sobre todo porque nuestra conciencia es la de pagar, y veías que no podías y que gracias a la familia podías comer”, explica una emocionada Encarni, quién también ha contado que “la ayuda y recomendaciones realizadas por la PAH de Valdepeñas nos daban esperanza, sientes consuelo, además de nuestro abogado. La verdad es que esta sentencia si se lleva a cabo será un respiro para nuestra familia”.

Jose Antonio explica que llevó su hipoteca a la OMIC de Valdepeñas donde le dijeron que el Ayuntamiento “estaba pensando en poner abogados gratuitos para la defensa de este tipo de denuncias. Me fui al Ayuntamiento, llevé mis papeles y fue cuando se empezaron a mover las cosas. Creo que fui el primero”.

La sentencia, a la que ha tenido acceso AdValdepeñas, declara la “nulidad de la cláusula contenida en la estipulación tercera bis “tipo de interés Variable”, de la escritura pública de préstamo hipotecario suscrita por las partes, de fecha 4 de mayo de 2007, y la cláusula tercera “Modificación del tipo de interés ordinario” del contrato de préstamo hipotecario, de fecha 29 de abril de 2009, suscrito entre las partes, en la que se establece un límite a las revisiones del tipo de interés nominal anual de un mínimo aplicable del 4% y 4,50% anual y un 11% y 11% anual de máximo, respectivamente, manteniéndose en lo demás la vigencia del contrato”.

Este matrimonio pasó por “todo tipo de calamidades económicas y hoy se nos abre una puerta a la esperanza gracias a esta sentencia”, explican ambos, quienes también dan las gracias al Ayuntamiento de Valdepeñas, a su abogado Pablo Ruíz Sevilla y a la PAH de Valdepeñas.

Consideran que si los bancos, a la hora de dar hipotecas, “hubieran sido honestos, estas cosas no pasarían, pero nos han metido clausulas abusivas, seguros que, incluso nosotros, estuvimos pagando 2 seguros por una sola casa, y demás”.

Finalmente, Jose Antonio añade que lo que quiere es que “nos quiten la cuota, que me den lo que me han robado, porque además voy a pedir daños y perjuicios morales y por mi salud, llevo cuatro años tomando pastillas para dormir. Quiero que me devuelvan hasta el último euro, con sus intereses y todo, porque yo he pagado mis intereses. También voy a exigir una disculpa, que me pidan perdón. Solo queremos que nos den lo que es nuestro, nada más, que me digan lo que tengo que pagar a partir de ahora, porque nosotros queremos pagar lo que corresponda, porque nunca nos hemos negado a ello”.