SOCIEDAD

El Juzgado de Instrucción de Valdepeñas amplía la apertura de juicio oral del Caso ‘Arqueólogo’ al arqueólogo municipal y al jefe del Servicio de Cultura de Valdepeñas

Según una nota enviada por Luis Benítez de Lugo, el pasado 18 de julio el Juzgado de Instrucción nº 2 de Valdepeñas emitía un auto de ampliación de apertura del juicio oral que ya estaba establecido para el conocido como ‘Caso Arqueólogo’. 

Luis Benitez de Luego 4 (Copiar)

Según este arqueólogo "la ampliación se debe a que el avance de la investigación judicial ha determinado la existencia de suficientes ‘indicios de criminalidad’ en la comisión de presunto delito de tráfico de influencias por Javier Pérez Avilés y Julián Vélez Rivas. Respectivamente ocupan los puestos de Jefe del Servicio de Cultura y Arqueólogo Municipal del Ayuntamiento de Valdepeñas". 

Además, añade que "a cada uno de ellos se les ha impuesto fianza de 45.500 euros para cubrir su eventual Responsabilidad Civil, por unos hechos que sucedieron en 2006 siendo alcalde el senador socialista Jesús Martín. Otras cuatro fianzas por importe de 45.000 euros fueron impuestas a los cuatro miembros del tribunal calificador de aquella oposición nombrados por el ayuntamiento, por haber cometido presuntamente prevaricación. El total de las fianzas establecidas en 2016 asciende por el momento a 271.000 euros. El Ayuntamiento de Valdepeñas ha sido declarado responsable civil subsidiario". El denunciante es el arqueólogo y profesor universitario Luis Benítez de Lugo (PODEMOS), a quien "el ayuntamiento ya causó ‘daños morales’ según dejó establecido en 2010, tras una investigación judicial, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha".

Benítez de Lugo también señala que "precísamente los Servicios Municipales de Cultura de Valdepeñas redactaron el informe arqueológico que sirvió de base a otra denuncia más reciente contra Benítez de Lugo, que en 2014 el alcalde y el actual concejal de Cultura, Manuel López, promovieron desde el consistorio por posibles daños al Patrimonio Histórico".

De Lugo recuerda que "el alcalde y el concejal de Cultura llevaron la denuncia, como nunca antes se había hecho, para que la aprobara la mayoría absoluta del Grupo Municipal Socialista en el Pleno. Durante alrededor de una hora mezclaron en el Pleno -que se graba y difunde por internet y televisión- el nombre de Benítez de Lugo con palabras e ideas como ‘daños’ o ‘expoliador de nuestro Patrimonio’. Esta denuncia del Ayuntamiento recientemente ‘ha fracasado’, según dictamen de la Audiencia de Ciudad Real, debido a que la investigación judicial desarrollada durante dos años ‘descartó categóricamente’ que Benítez de Lugo hubiera causado cualquier clase de daños al Patrimonio".

La nota también destaca como Benítez de Lugo grabó hace unos días un vídeo explicativo sobre "su nueva victoria judicial". El vídeo se viralizó, alcanzando en menos de una semana a 46.685 personas. La cinta, titulada "El PSOE ha jugado muy sucio para obtener ventaja política’, puede visualizarse mediante el enlace de Podemos Valdepeñas en Facebook: https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1052134818201462&id=603000076448274 .

Benítez de Lugo también cuenta en el escrito como denunciaba que ‘los arqueólogos del ayuntamiento, grandes amigos desde la infancia, fabricaron un informe arqueológico sin base real, falso, con el fin de intentar restarme veracidad y credibilidad en mi denuncia de su corrupción. La utilización de un instrumento científico -como es un informe técnico- con esos fines es algo completamente reprobable. La Administración municipal, regional y judicial debería tomar medidas con esos técnicos que emiten informes con datos falsos, que han sido desacreditados por la Fiscalía, la Junta y la Audiencia. Es increíble que nadie tomara en consideración que la denuncia a mi persona se levantó sobre un documento redactado desde estos servicios municipales nada imparciales y que parecen ser corruptos. Su conducta ha sido execrable y atenta contra cualquier código deontológico profesional. Estos dos técnicos arqueólogos y quienes les apoyan se han hecho acreedores de la máxima reprobación. Para colmo, uno de ellos fue enchufado y trabaja desde hace muchísimos años en el ayuntamiento sin haber superado ningún proceso selectivo; simplemente por un decreto y capricho del alcalde, y con el beneplácito general. ¿Es esa la clase de expertos que queremos gestionando nuestras instituciones y Patrimonio?. En este ayuntamiento se esconden personas que intentan causar daño a quienes se proponen desvelar su corrupción. El refrán que debe regir lo público de ‘Primero en el sacrificio y último en el beneficio’ parece que no va con ellos. Su mala praxis se empezó a sospechar tras una investigación judicial que se prolonga ya diez años, que promoví yo y que desde el ayuntamiento se ha tratado de silenciar. Las calles engalanadas de Valdepeñas no merecen la pena, ni de lejos, el dineral público oculto que nos cuesta su muy deficiente gestión y los daños que provocan, que luego es preciso reparar. El consistorio como institución y la mayoría de su personal no se merecen ver sus nombres en entredicho y manchados por el hecho de que esta clase de corruptos hayan conseguido introducirse en la Administración; unos como políticos y otros como técnicos".

Benítez de Lugo también recuerda como "otro vídeo anterior difundido por PODEMOS Valdepeñas recibió asimismo miles de visitas hace unos meses. Contenía la confesión del alcalde socialista de Torre de Juan Abad, José Luis Rivas, admitiendo en una asamblea vecinal que el empleo y las contrataciones en su pueblo se daban a dedo como en tiempos del Franquismo. El alcalde dimitió ‘por motivos personales’ al poco tiempo". Este vídeo puede consultarse en: https://www.facebook.com/603000076448274/videos/926064927475119/

Finalmente, y en la misma nota, Luis Benítez de Lugo, explica como "también en materia de Empleo local de Valdepeñas, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha sentenció que en otra oposición -en este caso en una en la cual el propio alcalde Jesús Martín fue presidente del tribunal calificador- el candidato al que se dio la plaza no había contestado a los temas que por azar habían salido para el examen, sino que respondió otra cosa. La plaza fue dada al hijo del entonces Interventor municipal".