sábado. 15.06.2024
SOCIEDAD

Martín pone en valor la “generosidad y el esfuerzo” de las Hermanas del Hogar de Nazaret con los niños más desfavorecidos de Valdepeñas

El Alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, y la Teniente Alcalde de Servicios Sociales, Vanesa Irla, han visitado esta tarde la casa en la que la Orden de Religiosas de Hogar de Nazaret atiende en estos momentos a ocho niños de familias con carencias. El regidor valdepeñero les ha dado las gracias por “el esfuerzo, la generosidad, la voluntad y el compromiso” que demuestran con su trabajo.

La casa de Hogar de Nazaret se sitúa en la calle Torrecillas, en el espacio de un gran caserón de principios del siglo XIX del que se conserva su fachada original. Fue cedida a la orden creada hace 35 años por María del Prado Almagro (natural de Miguelturra) por el valdepeñero Aurelio López Tello. Actualmente y desde 2010 dos religiosas, Mª Luz y Sara De las Doblas Luque, se encargan de un proyecto de educación con los niños que va mucho más allá de este ámbito, pues atienen a niños y niñas cuando sus padres y madres tienen problemas y necesitan ayuda. “Algunos están más tiempo que otros en el hogar, porque hay madres que trabajan todo el día o están internas, pero a pesar de todas las dificultades procuramos que nunca se desvinculen de su familia” explica Mª Luz.

Destacan que desde que llegaron a Valdepeñas, siempre han contado con el apoyo de la sociedad valdepeñera. “Es verdad que cuando uno llega no es fácil, se tiene que dar a conocer, pero aún así, la gente se ha portado desde el principio bastante bien”. Por eso, hoy han querido agradecer los donativos que reciben de particulares, las campañas que hacen las Hermandades recogiendo alimentos o ropa para ellas y la ayuda del propio Ayuntamiento. “Los valdepeñeros nos están ayudando, cada uno con su granito de arena, y gracias a ellos se sale para adelante”.

Aunque el máximo de niños que pueden atender a la vez es 9, aseguran que son muchos los que han pasado por este hogar. El año pasado por ejemplo, fueron 14. “La casa es grande, pero nosotras queremos que estén bien atendidos en todos los aspectos”. Su labor la desarrollan 24 horas al día, tanto con los niños que tienen, como estando preparadas por si en cualquier momento les llega un caso de urgencia, aunque la mayoría los reciben a través de Servicios Sociales. Este verano además, han estado un mes y medio en un campamento en Chiclana, donde han ido siete pequeños de Valdepeñas.

Hoy ha sido el Alcalde de Valdepeñas, en nombre de todos los ciudadanos, quien les ha dado las gracias por el trabajo que hacen. “Si no existieran las tendríamos que inventar, que bien que hayan venido ya inventadas y con ese afán de sacrificio”, ha dicho Martín. También ha señalado que pese a que el Ayuntamiento las ayuda “muy poco”, tanto a esta colaboración como a lo que hacen ellas “se podría aplicar el proverbio de que quien salva una vida, salva un mundo. Ellas salvan muchos mundos y en la medida en que podemos, nosotros aportamos nuestro granito de arena para que el mundo de los niños de Valdepeñas no se nos hunda”.

 

Martín pone en valor la “generosidad y el esfuerzo” de las Hermanas del Hogar de...