SOCIEDAD

Más de 100 militares de la UME realizarán prácticas del 9 al 13 de marzo en Valdepeñas

Valdepeñas ha sido una de las ciudades elegidas en la provincia por la Unidad Militar de Emergencias (UME) para la realización de prácticas de adiestramiento para su intervención en un supuesto caso de riesgo químico, en el que participarán más de cien militares. Las maniobras, que se programan con carácter anual, se llevarán a cabo en Valdepeñas, con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad, del 9 al 13 de marzo y se desarrollarán en los antiguos Silos así como en el edificio en construcción de la urbanización residencial ‘Los Rosales’. 

Maniobras de la UME en Ciudad Real (Copiar)

La finalidad del simulacro es desplegar y ejecutar en tiempo real una operación, ejercitando la capacidad de respuesta de las entidades intervinientes. Se realizarán multitud de operaciones para comprobar las capacidades que en una catástrofe real serían necesarias poner en práctica sobre el terreno, como la búsqueda y rescate o la seguridad ciudadana.

UME maniobró también en 2009

Esta no será la primera vez que la UME realizará prácticas en Valdepeñas. En 2009 los militares también eligieron esta ciudad para llevar a cabo sus ejercicios de adiestramiento relacionados con su intervención en caso de inundaciones, con un batallón de más de 600 militares que en aquella ocasión realizaron sus maniobras en el Club de Piragüismo del embalse de la Cabezuela, en los terrenos del campo de golf y en la escombrera municipal.

La Unidad Militar de Emergencias es la unidad de las Fuerzas Armadas con el máximo potencial y capacidad de situaciones extremas creada por acuerdo del Consejo de Ministros en 2005. Posteriormente, se estableció su organización y despliegue y se implantó como una fuerza conjunta de carácter permanente dentro de las Fuerzas Armadas con una alta especialización en formación sanitaria de emergencia, incendios forestales, grandes nevadas, derrumbes, inundaciones y riesgos tecnológicos. Entre sus últimas actuaciones destacan sus intervenciones frente a los temporales de nieve que han azotado al norte del país en las últimas semanas o el desbordamiento del río Ebro.