SOCIEDAD

Presencia de la Cofradía de Jesús Caído en el acto del XX aniversario de la creación de la Subdelegación de Defensa

Una representación encabezada por el secretario general de la Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza, Ángel López Sánchez, ha estado presente en el acto conmemorativo del XX aniversario de creación de la Subdelegación de Defensa en Ciudad Real, presidido por el Coronel Delegado de Defensa en Castilla-La Mancha, Benito Fernando Payo Braojos.

NOTA DE PRENSA (1) (Copiar)

Con la presencia de las primeras autoridades provinciales del ámbito político, militar, judicial y religioso, el acto se desarrolló en la sede de la propia Subdelegación, y en el transcurso del mismo se entregaron dos condecoraciones.

Posteriormente, el Coronel Subdelegado de Defensa en Ciudad Real, Javier Jiménez Castillejo, recordó como el 18 de mayo de 1995 se creó la Subdelegación de Ciudad Real, por la cual han pasado hasta el momento tres coroneles, Antonio Gómez Montes, Pedro Antonio Palomino Calcerrada y el actual Javier Jiménez Castillejo.

Sus funciones

Este último durante su intervención habló de las funciones que desarrolla desde el ámbito institucional, cultural y educativo la Subdelegación de Defensa, en la que actualmente están destinados 7 militares, 1 guardia civil (R) y 10 funcionarios civiles, lo que a juicio de Jiménez Castillejo permite formar “una gran familia, un gran equipo”.

En su alocución, el coronel Jiménez Castillejo recordó algunos de los artículos que recoge la Constitución. También habló de las misiones exteriores que las Fuerzas Armadas españolas llevan realizadas en 50 países, y terminó agradeciendo la presencia de los asistentes.

Hay que recordar que las Subdelegaciones de Defensa, que en principio se constituyeron como Delegaciones de Defensa, son las herederas de los antiguos Gobiernos Militares y de la Jefatura Logística Territorial.

La Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza que en 2017 conmemora el XXX aniversario de hermanamiento con las Fuerzas Armadas, mantiene un estrecho vínculo con el Subdelegado de Defensa desde que estuviera destinado en el Batallón de Helicópteros de Ataque-1, acuartelado en Almagro.