SOCIEDAD

La Real Cofradía de Jesús Caído de Valdepeñas en los actos de la Hermandad de la oración del Huerto de Ciudad Real

Conocida es la vinculación existente entre la Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza, y la Real y Muy Ilustre Hermandad de la Oración en el Huerto de los olivos de Ciudad Real, por ello, este pasado domingo, una comisión de la corporación penitencial valdepeñera se desplazó para estar presente en los distintos actos organizados con motivo de la presentación de la marcha procesional dedicada a Jesús Orando en el Huerto titulada “Orando junto a Ti”.

PRENSA (1) (Copiar)

Las actividades previstas se desarrollaron en el Santuario de Nuestra Señora de Alarcos y estuvieron conducidos por la secretaria, María Isabel Calle, iniciándose con la conferencia que ofreció el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Ciudad Real y profesor de la Escuela de Arte y de la Escuela Superior de Diseño, Pedro Lozano Crespo, que versó en torno a “la historia de la hermandad y el imaginero del paso de misterio, el conquense Luis Marco Pérez”.

Posteriormente fue anunciada la presencia de la Agrupación Musical “Santo Tomás de Villanueva”, una de las más prestigiosas en la actualidad y en la que hay algunos músicos valdepeñeros. Tras ofrecer dos interpretaciones, se hizo presente el saetero valdepeñero Celestino Peñalver, invitado por la hermandad de la Oración del Huerto, que con su portentosa voz ofreció dos saetas que fueron rubricadas con numerosos aplausos por parte del público y autoridades que llenaron por completo el templo del Santuario.

Asimismo, se presentó la marcha dedicada a Ciudad Real denominada “Alarcos”, y como rúbrica, la Agrupación Musical ofreció la marcha dedicada al Señor del Huerto, siendo igualmente muy aplaudida en todas sus composiciones que concluyeron con el Himno Nacional de España.

La Hermandad de la Oración en el Huerto tuvo un emotivo homenaje al hermano mayor honorario, Vicente García Minguillán Lara que recibieron en su nombre sus dos hijas, Ángela y Aurelia García Minguillán Talavera, y se entregaron placas al conferenciante, al saetero valdepeñero y a la propia Agrupación.

La Real Cofradía de Jesús Caído agradeció una vez más la deferencia por invitarlos a sus actos, y acompañó a su hermano mayor, Pedro Martínez Díaz y a la Junta de Gobierno en el posterior encuentro de hermandad que celebraron.