SOCIEDAD

La Real Cofradía de Jesús Caído y Virgen de la Esperanza celebró la festividad de su cotitular

Este pasado jueves, la Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza, conmemoró  la festividad de la Virgen de la Esperanza, y para ello celebró una misa de Acción de Gracias en la parroquia de la Asunción, que es donde se venera la imagen. La misa estuvo oficiada por el cura párroco y a su vez consiliario de esta Cofradía, Enrique Galán Ruedas. Durante la homilía, recordó la humildad y sencillez de María. También instó a los presentes a que “la esperanza sea una virtud para todos”, y abogó por la justicia y la paz.

201214 VA-COFRADIA 2

 

La función religiosa fue solemnizada por el organista de la citada parroquia, Marcos Nájera Sánchez, participando el tenor Antonio Martín Peñasco, que interpretó la letra de la marcha procesional “Luz de Esperanza”, obra del músico militar valdepeñero Sergio García Merlo, así como “La muerte no es el final”, en recuerdo a los hermanos y hermanas fallecidos.

Durante la ceremonia se bendijo la nueva bandera que ha adquirido la Cofradía, confeccionada en raso verde en un taller de bordados de Alcázar de San Juan, en cuyo anverso figura un óleo con las imágenes de Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza, y en el reverso el escudo corporativo, siendo padrino de la bendición el empresario valdepeñero Moisés Argudo Mínguez, que ha costeado la misma.

A la misa asistieron las primeras autoridades judiciales de Valdepeñas y la zona, así como una representación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Policía Local y Fuerzas Armadas, Junta de Gobierno, y hermanos.  

A la conclusión se llevó a cabo el venerado besamanos.