SOCIEDAD

El sector industrial de la D.O. Valdepeñas responde a las asociaciones agrarias sobre la situación de la Interprofesional

En una nota de prensa enviada a este medio, las asociaciones Asevivaldepeñas y Maestros Bodegueros, que ostenta una representación orgánica del 50% de la Asociación Interprofesional de la D.O Valdepeñas, responden a las Asociaciones Agrarias y al representante de la Asociación de Vendedores de Uva sobre la situación de la D.O., calificando  la información que las asociaciones están realizando en los medios de comunicación "de sesgada, parcial y subjetiva".

 

fachada de la do valdepeñas (Copiar)

En la misma nota Asevivaldepeñas y Maestros Bodegueros, manifestan lo siguiente :

1.-Que debe quedar claro que la representación industrial de la Asociación Interprofesional de la D.O. Valdepeñas, está conforme en la constitución dentro de la Asociación, de un comité de gestión en el que se tratan entre otros puntos, el pliego de condiciones para la regulación tanto de las condiciones de elaboración de vinos, como  los rendimientos de los viñedos. Así se hizo constar en la reunión mantenida con los representantes de la Administración y las Asociaciones Agrarias que dio lugar a la convocatoria de la Junta Directiva. Además, nuca ha existido oposición para tratar esta cuestión, que ahora parece ser esencial para la viabilidad de la Interprofesional. Consideramos por tanto que todos los representantes de la Interprofesional, al margen de que pertenezcan a un sector u otro, tienen el derecho de promover en la Asociación en la que democráticamente forman parte, cuantas iniciativas consideren oportunas, siempre dentro de las competencias fijadas en los Estatutos, como derecho, pero no como imposición cuasi coactiva.

2.- Que pese a que en la reunión citada, en la que actuó como moderador la Administración, se llegó a acuerdo de tratar específicamente el asunto del “pliego de condiciones”, tal como solicitaban las Asociaciones Agrarias, minutos después de finalizar dicha reunión, se informó a la prensa, que no asistirían a la próxima reunión de la Junta Directiva, en la que precisamente se incluía en punto del día lo que habían propuesto. Tenemos la impresión que esa actitud no es sino una excusa, aunque no llegamos entender el motivo de dicho comportamiento.

3.-Que la no asistencia a los órganos de la Interprofesional está ocasionando un grave perjuicio a los intereses de la D.O. “Valdepeñas” a la que se está privando de solicitar subvenciones para promoción de sus vinos, en unos momentos en los que especialmente resulta necesario dar conocer su calidad en el mercado. No sabemos si son conscientes del alcance de las continuas notas de prensa, que a veces podrían resultar incluso ofensivas a sus representantes, pero lo que sin duda es lamentable es que de seguir así, la D.O. sea conocida por “sus problemas” y no por la calidad de sus vinos.

4.- Por último, se dice no reconocer la legitimidad del Presidente de la Interprofesional, cuando su designación se realizó democráticamente y por unanimidad de la Asamblea General, en la que formaban parte aquellos que ahora insisten en no reconocer su representación. 

En definitiva, nuestro objetivo no es sino dar a conocer nuestro parecer a la opinión pública, pero en ningún caso mantener una pugna dialéctica en los medios, sobre quien lleva o no razón, pues las iniciativas se presentan en la Interprofesional, donde se estudian y debaten las mismas. Escudarse en los medios de comunicación, sin llegar a reconocer que esta opción es legítima, no es incompatible con su deber de asistir a los órganos para los que los agricultores lo nombraron. Este incumplimiento de asistencia sólo nos lleva a una situación de total bloqueo en la Interprofesional.

Desde del sector industrial se tiende la mano para que dentro de la Asociación se estudien y aprueben cuantas cuestiones favorezcan a los vinos de la D.O. Valdepeñas, puesto que pretender bloquear sus instituciones, bajo imposición del examen de cuestiones monográficas, excluyendo otras que resultan esenciales para el funcionamiento de la D.O., como  es el caso de la aprobación del presupuesto, no sólo está perjudicando a los intereses de un sector en concreto, sino a los vinos de Valdepeñas y por ende, a todos los integrantes del ciclo productivo.

Por último, sólo recordar que, si la D.O. Valdepeñas se prestigia, resulta beneficioso para todos los intervinientes que forman parte de la cadena, incluso para los que ahora se empeñan en bloquear las instituciones democráticas.