SOCIEDAD

El sindicato CSIF denuncia la pasividad del ministerio del Interior ante los malos olores de la Comisaría de Valdepeñas

ComiValde1 (Copiar)

El Sector de Administración General del Estado del sindicato CSIF en Ciudad Real denuncia el persistente mal olor de la Comisaría de la Policía Nacional en Valdepeñas, que vienen soportando los empleados públicos, policías nacionales y personal funcionario e interino que prestan a diario y en dicho organismo sus servicios, así como los numerosos administrados que tienen que realizar en el edificio diversas gestiones, como tramitar el Documento Nacional de Identidad, Pasaporte y otras muchas.

CSIF informa de que estos malos olores y sus molestias han motivado quejas de los empleados públicos ante sus jefes, sin que hasta ahora se haya hecho lo más mínimo para solventar esta desagradable situación, cuya solución debe pasar por la inspección y arreglo de tuberías y arquetas de un edificio oficial que es relativamente nuevo. Además, si la causa de esos malos olores fuesen vicios ocultos en la construcción del edificio, no se podría reclamar a la empresa que realizó la edificación por haber desaparecido tras su quiebra.

El sindicato CSIF exige de los gestores del ministerio del Interior, de quien depende esta comisaria y por tanto este problema, que no demoren más una rápida intervención en la solución de este problema, en pro del cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y de la prestación del servicio público de calidad al que se debe toda función pública.