SOCIEDAD

UPA CLM valora como "positiva" la reunión mantenida ayer en la D.O Valdepeñas

Desde la Unión de Pequeños Agricultores, UPA, de Castilla-La Mancha se quiere valorar la mediación del consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, quien en una de sus primeras visitas ha querido conocer la situación de la Denominación de Origen Valdepeñas para, de esta manera, tratar de desbloquear la situación por la que atraviesa. UPA considera que esta reunión ha sido "muy positiva y donde por primera vez en muchos meses algo parece moverse".

 

UPA CLM (Copiar)

Para UPA "en esta reunión se han avanzado una serie de compromisos aceptados por todas las partes. Básicamente han consistido en elaborar un nuevo pliego de condiciones para la próxima campaña y avanzar en la transparencia de datos del sector. Así como el compromiso de las bodegas de la Interprofesional de la Denominación de Origen de Valdepeñas a que en la Declaración de Existencias Mensual se incluya, de forma específica, la cifra de las existencias de los vinos pendientes de calificar como D. O., de la misma manera a que a fecha de cierre de cada campaña vitivinícola no deberá haber vinos pendientes de calificar en las bodegas (fecha: 31 de julio)".

Igualmente, han puesto en valor el compromiso de incrementar el porcentaje del mosto de uva tinta en la elaboración del vino tinto tradicional de Valdepeñas  que tendrá que ser como mínimo del 70 % en 2016,  77 % en 2017 y del 85 % en 2018; frente al 50 % actual.

"Se acepta valorar el incremento de los rendimientos de uva por hectárea sujeta a la reglamentación de la D. O. y así adaptar la norma a una nueva realidad productiva muy diferente a la  que se daba cuando se acordó el actual pliego de condiciones", explican desde UPA.

Desde la Consejería de Agricultura, su responsable, Francisco Martínez Arroyo se ha comprometido a reforzar el seguimiento de las entidades de certificación, para que junto con la publicación mensual de datos de existencia se consiga "una mayor transparencia que ayude a generar confianza en el seno de la interprofesional".

En la reunión también se ha reforzado la posición de UPA Castilla-La Mancha en cuanto a la reivindicación permanente de exigencia de contrato previo a la cosecha y pagos a 30 días, haciendo una recomendación a la utilización del modelo de contrato aprobado recientemente por la OIVE.

A la vista de cómo se ha desarrollado la última reunión UPA CLM "seguirá asistiendo a estas reuniones encaminadas a mejorar el entendimiento entre las partes y cambiar las normas de gestión de una forma consensuada y con el arbitraje de la Consejería de Agricultura".