SOCIEDAD

Valdepeñas recupera el vaso y la antigua Casa del cura Rabadán en el paraje El Peral

VASO CURA RABADÁN (Copiar)
Antigua Casa del cura Rabadán en El Peral de Valdepeñas

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, ha visitado esta mañana en los Baños de El Peral las obras de recuperación de denominada antigua Casa del cura Rabadán, ubicada en el terreno que el Consistorio adquirió recientemente para la construcción de un parking en superficie junto al paraje.

El regidor municipal ha explicado que las obras pretenden mostrar parcialmente este inmueble del siglo XVIII-XIX de 300 metros cuadrados, en el que se encuentran varias estancias, una cuadra, la noria que se utilizaba para agricultura y para llenar un vaso de baños de uso particular, que tenía propiedades beneficiosas por las aguas ferruginosas del lugar. “Quiero poner en valor algo que aquí no se ve, y es que hace 12 años nos empeñamos en eliminar la contaminación de las aguas freáticas de El Peral, que estaban muy contaminadas por los pozos negros y los nitratos y ahora ya tenemos controlado que las aguas no están contaminadas y si hoy quisiéramos hacer un uso para baños lo podríamos hacer con todas las garantías de salubridad”, señalaba Jesús Martín, en referencia a la concesión de aprovechamiento de aguas minero-medicinales que fue otorgada hace cuatro años por la Dirección General de Industria, Energía y Minas después de las diferentes actuaciones acometidas por el Consistorio y tras la comprobación de unas catas periódicas realizadas en el paraje.

Los trabajos de recuperación del vaso y de parte de la casa se están desarrollando a través de un plan de empleo, incidiendo especialmente en el uso del vaso y de la mecánica de la noria como recurso para abastecerse en agricultura y en salud, a través de estos baños. Según apuntaba el arqueólogo Julián Vélez “la idea es reconstruir el sistema de extracción de agua de la noria, para tener el formato completo del baño real que se estuvo utilizando durante el siglo XVIII y el siglo XIX. Se han recogido algunas monedas de finales del XIX y principios del XX de Alfonso XII e Isabel II que demuestran la utilización prolongada durante casi 200 años de este conjunto de baños”.

Las obras están previstas que finalicen en un periodo de cuatro meses, momento en el que este nuevo recurso turístico de El Peral será visitable, contando con paneles explicativos sobre el lugar y su funcionamiento.