SOCIEDAD

Una valdepeñera estudiante de Medicina, becada por el Colegio de Médicos de Ciudad Real

Ana Mariola Ruiz  Peláez es una joven valdepeñera, de 23 años, que estudia en la Facultad de Medicina que la Universidad de Castilla-La Mancha tiene en el campus de Ciudad Real. Es además, una de las tres estudiantes de dicha Facultad a las que este verano ha becado el Colegio de Médicos de Ciudad Real, por sus buenos resultados académicos. Ella ha estado un mes aprendiendo el trabajo que hacen en un Hospital de referencia en este país, como es el de La Fe, en Valencia. En advaldepeñas hemos hablado con Ana para que nos cuente cómo ha sido esta experiencia.

IMG-20141112-WA0005 (Copiar)

-¿Cómo han ido las prácticas en la Fe? ¿Te has adaptado bien?

Ha ido muy bien, ya que he sido muy bien acogida por parte de todos los profesionales del servicio, especialmente por los residentes, con quienes he compartido la mayor parte del tiempo de prácticas. Me he adaptado bien, a pesar de ser un hospital de características diferentes a los que ya conocía, con protocolos y normas de actuación propias.

-¿En qué áreas del Hospital has estado trabajando?

He estado del 15 al 30 de junio en el Servicio de Neonatología y del 1 al 15 de julio en Urgencias.

- ¿Hasta ahora en que otros hospitales has estado haciendo prácticas?

He realizado prácticas estivales en el Hospital Gutiérrez Ortega de Valdepeñas, y durante los cursos en el Hospital General Universitario de Ciudad Real (HGUCR).

- ¿Siempre has tenido vocación por la medicina?

La verdad es que no he tenido vocación por la medicina hasta que no he estado inmersa en ella. De hecho, comencé Magisterio e hice un año, pero lo abandoné y decidí empezar Medicina, donde he descubierto que mi verdadera vocación es dedicarme a intentar ayudar a las personas a curar sus enfermedades y a mejorar su calidad de vida.

- ¿Tienes ya clara la especialidad por la que te vas a decantar en el MIR? ¿Qué es lo que más te atrae?

Aún no sé qué especialidad elegir, porque la mayoría son muy interesantes y es una elección difícil, pero me gusta mucho Pediatría, Digestivo, Oncología y Urgencias. Este año, sexto, creo que va a ser determinante para decantarme por una u otra especialidad, ya que realizaremos el rotatorio de prácticas por casi todos los servicios.

- Eres una de las alumnas de la primera promoción de la Facultad de Medicina de Ciudad Real. ¿Qué tal tu experiencia en ella?

Mi experiencia en esta Facultad es buena. Nuestro método de aprendizaje se basa en la evaluación continua en base a módulos de 3 a 4 semanas de duración, realizando exámenes al final de cada uno de ellos. Además, somos grupos reducidos de alumnos, lo cual es beneficioso para el estudiante y docente.

- ¿Es una carrera tan sacrificada como parece?

Sí, medicina es una carrera sacrificada,  tal como parece. Se necesita trabajo diario y esfuerzo para avanzar en ella, y también organizarse bien y/o renunciar a otras muchas cosas. Son muchos exámenes en poco tiempo, que requieren preparación y dedicar mucho tiempo al estudio, especialmente con la metodología docente empleada en Ciudad Real.

- En el tiempo que no dedicas a estudiar, ¿qué aficiones tienes?

Mi principal afición es la música, llevo en ella muchos años y por nada del mundo quiero dejarla de lado. Soy componente de la “Agrupación Musical Maestro Ibáñez” desde los 8 años, formo parte del grupo de guitarras “Khitarodia” del Conservatorio Municipal “Ignacio Morales Nieva” y también soy vocalista del grupo de Metal Sinfónico “Alma Oscura”, todo ello en Valdepeñas.