SOCIEDAD

El valdepeñero Antonio Crespo cumple su sueño de llegar a Valdepeñas andando desde Castellón

IMG-20180622-WA0025 (Copiar)
Antonio Crespo, el valdepeñero que anduvo más de 400 kilómetros de Castellón a Valdepeñas

Antonio Crespo Toledo es un valdepeñero de 66 años, en septiembre cumple 67, afincado en Castellón, desde que sus padres, también valdepeñeros, se fueran a esa tierra con toda la familia un 21 de junio de 1964. Ha sido empresario y ahora está jubilado.

antonio crespo1 (Copiar)

Crespo, a pesar de llevar años en tierras valencianas, adora su pueblo, Valdepeñas, al que viene siempre que puede, y toda su ilusión era algún día hacer andando una ruta: Castellón-Valdepeñas, y por fin lo ha conseguido. Su sueño, según nos ha contado, era como una promesa, es decir, llegar andando a Valdepeñas desde Castellón para dar las gracias a Nuestro Padre Jesús por haberles ido bien en la vida. Lo que ha conseguido, llegando a esta ciudad un 21 de junio de 2018, coincidiendo con el mismo día y hora en que su familia dejó su ciudad natal para afincarse en Castellón en 1964. 

Otro dato curioso y emotivo es que Antonio fue de los primeros niños que al nacer le hicieron hermano de Nuestro Padre Jesús: “Somos 5 hermanos y yo fui el primer niño en nacer, tenía dos hermanas mayores, y mis padres que eran muy fieles a Jesús, lo primero que hicieron fue hacerme hermano y soy uno de los primeros niños que nada más nacer pertenecía a esta Archicofradía”, nos cuenta Antonio.

“Hacer el camino andando desde Castellón a Valdepeñas era una ilusión que tenía desde niño. Desde que me marché siempre decía que algún día tenía que volver a mi pueblo pero andando y lo he conseguido”, explica un emocionado Antonio, quién también nos cuenta que ha hecho el trayecto a través de carreteras, montañas y caminos: “Iba buscando más campo que carretera, pero el caso es que yo quería llegar a Valdepeñas el mismo día que salí de allí con mis padres”.

Antonio ha hecho 21 etapas recorriendo 420 kilómetros y solo, con la única compañía de su mochila colgada a la espalda y con lo necesario para este recorrido, en el que solo ha hecho 2 días de descanso en Ruidera y en San Carlos del Valle,  23 días de caminata de los que 21 los ha hecho andando.

IMG-20180622-WA0066 (Copiar)

IMG-20180622-WA0031 (Copiar)

Ha dormido en pensiones por los distintos pueblos donde ha pasado y cuenta que la gente ha sido muy amable. Respecto a Nuestro Padre Jesús, del que insistimos es un gran devoto, cuenta que nada más llegar a Valdepeñas lo primero que ha hecho es visitarle: “Cuando entré en la Iglesia me emocioné y tengo que dar las gracias a Don Antonio el párroco de los Trinitarios por atenderme tan bien como lo hizo, es una excelente persona”.

IMG-20180622-WA0026 (Copiar)

Lo que está claro es que Antonio lleva a Valdepeñas en su corazón y no le ha importado hacer cientos de kilómetros para llegar a su ciudad natal andando, pasando mucho calor, perdiendo unos cuantos kilos y tener los pies llenos de ampollas, porque su sueño lo ha cumplido: “Cuando iba llegando y vi el cerro del Ángel y el campanario de la Asunción, no pude evitar parar porque mi emoción era tan grande que no podía continuar”.

IMG-20180622-WA0027 (Copiar)

Le preguntamos si ahora que está jubilado se vendría a vivir aquí con su mujer, y su respuesta es comprensible: “Ya quisiera yo, pero toda mi familia, mis hijas y mi nieto están afincados en Castellón y no podría separarme de ellos. Aun así vengo mucho a Valdepeñas”.

Antonio es un claro ejemplo de como las personas si queremos podemos conseguir lo que nos propongamos. Nunca es tarde si la dicha es buena y hoy podemos contar que Antonio, a sus 66 años, es dichoso al conseguir lo que se propuso en 1964, cuando tenía 12.

IMG-20180622-WA0033 (Copiar)

IMG-20180622-WA0018 (Copiar)

IMG-20180622-WA0020 (Copiar)