SOCIEDAD

Los valdepeñeros presentaron 460 reclamaciones a la Oficina Municipal de Información al Consumidor en 2016

Hoy se celebra el Día Mundial de los Derechos del Consumidor y aprovechándolo, la Teniente Alcalde de Festejos y Coordinación General, María José Ruiz, y la Técnico de la OMIC de Valdepeñas, Ana Moya, han ofrecido algunos datos sobre el trabajo realizado durante los últimos doce meses. En ellos, la Oficina Municipal de Información al Consumidor atendió 2.473 demandas de los valdepeñeros y valdepeñeras de los que 2.013 fueron consultas y 460 reclamaciones.

DSC_0111 (Copiar)

De estas 460 reclamaciones registradas por la OMIC, 301 se resolvieron de forma favorable al consumidor y 144 negativa. Hubo 15 casos con otros resultados. “El montante económico que han recuperado los consumidores de Valdepeñas en el tramite de estas reclamaciones asciende, aproximadamente, a 50.000 euros”, ha dado a conocer la responsable de la OMIC, que ha precisado que una vez más, los sectores con más reclamaciones han sido la electricidad, telecomunicaciones y servicios bancarios.

Este año, la OMIC se ha sumado a la campaña de la Asociación de Técnicos de Consumo de Castilla-La Mancha, que pretende difundir y reconocer la labor de las oficinas municipales de consumidores, mediante un video. El lema escogido es “En la defensa de vuestros derechos, nunca caminaréis solos”. Moya también ha explicado que la OMIC de Valdepeñas cuenta con el apoyo de la Plataforma Nacional de OMIC´S Unidas.

Además, ha recordado que desde 2007, los consumidores están protegidos en nuestro país por el Real Decreto Legislativo 1/2007 y que en los últimos tiempos, se han multiplicado las leyes, normas y procedimientos que ampararan a los consumidores, “pero todo esto no resulta suficiente porque el colectivo de los consumidores se ve afectado reiteradamente por situaciones de abuso e indefensión, descubriendo que persiste un desequilibrio importante en las relaciones comerciales, especialmente en sectores básicos del consumo”, ha asegurado, añadiendo que “en las  OMIC comprobamos lo difícil que resulta para el consumidor entender la contratación y facturación del suministro eléctrico, el desconocimiento y la falta de información sobre el derecho de desistimiento, como se desconocen las condiciones que afectan a las compras por Internet, como se manipulan los datos personales de los consumidores y como se desconocen condiciones de prestamos, hipotecas o tarjetas bancarias…”.