viernes. 24.05.2024

¿El desierto de la Mancha, VIII?

No es intención del redactor de estos modestos artículos, que nadie, ni tirios, ni troyanos, “ni hunos, ni hotros”, como diría Unamuno se sientan ofendidos. Simplemente es una intención de sugerir ideas, que están en la calle, y que quizás, podrían éstas perfeccionadas y matizadas, ser puestas en funcionamiento, y contribuir por tanto al bienestar y a la creación de riqueza de la Mancha, o al menos, no perdamos población, sino que crezcamos…

- Se dice que algunas provincias de la Mancha, con respecto a hoy, van a perder diez o veinte o treinta mil habitantes en los próximos diez o quince años.

De ser cierto este dado, sería suficiente para que todos los que vivimos ahora, nos planteemos seriamente este problema y todos los que llevan consigo y anexos.

Pero si miran la población de hace cien años, de muchos pueblos y ciudades de la Mancha y los de ahora, salvando excepciones, es dramático. Si comparan la población de ahora, con el año 1940 o 1950 por ejemplo, o…

Dejemos ya de dormir la siesta eterna, y pongámonos todos los que vivimos en esta tierra, todos los que somos de este cielo, todas las ideologías y partidos políticos y sindicatos y organizaciones de todo tipo, pongámonos de acuerdo para mirar hacia el futuro y para crear empresas, crear empleo, crear riqueza, y que nosotros y los que vengan puedan vivir en este lugar, entre el cielo y la tierra. Creo que tenemos derecho igual que cualquier persona de cualquier región y de cualquier lugar del mundo. Creo que no los merecemos. Bien haríamos entre todo mirar hacia el futuro. ¿Bien harían todas las ideologías, hacer y pensar aquí, lo que hacen en otros lugares de la Península Ibérica, porque parece que hay dos tablas de medir…?

Yo, nunca crearé ninguna empresa, pero si creo que el que pueda y quiera deba hacerlo, y si creo que hay que incentivar que existan personas que realicen este trabajo, y debe ser bien visto por el resto de la sociedad. Se deben buscar formas y maneras de materialización que en todo núcleo de población, pequeño o grande existan grupos de formación para el aprendizaje económico, y por tanto, el incremento de la iniciativa privada.

Solo podremos seguir adelante con un desarrollo del sector privado, y a su vez, este permitirá la creación de empleo, de riqueza, de mayor cantidad de impuestos directos e indirectos, y por consecuencia, mayor estado social y mayor estado del bienestar a y en toda la población.

Cada uno innove e incentive en su parcela o en su sector, cada uno en su ámbito de la sociedad, y así entre todos, podremos tener un futuro mejor, en mi caso, quizás entre otras cosas, construir mejores artículos de opinión, otros, otros cada uno sabrá. ¡Pero por favor despertemos ya, sea cada uno de la ideología que sea, de un color o de otro, de una cultura o de otra, de una cosmovisión o de otra, por favor despertemos de la siesta de siglos…!

- Las personas que son de la Mancha, que viven en este territorio o no viven, tienen que darse cuenta, que deben ponerse de acuerdo y mirar hacia el futuro. Tengan una ideología o tengan otra, o no tengan ninguna, o sean pragmáticos y según depende, o crean que un carro necesita dos ruedas, es decir, al menos las dos grandes ideologías deben intentar mirar hacia el futuro.

Creo que es un mal para la Mancha que las personas se enzarcen en casi pugnas ideológicas, violentas en el lenguaje al menos, porque hoy lo que tenemos es que intentar mirar hacia el futuro, que todas las fuerzas vivas, públicas y privadas, todos las formaciones sociopolíticas, todas las organizaciones sindicales, todas las fuerzas vivas y asociaciones de todo tipo, en cualquier lugar, ciudad, pueblo, comarca, provincia, región miremos hacia el futuro. Nos pongamos de acuerdo, que lo que necesitamos es empleo, y para el empleo se necesita empresas, y para las empresas iniciativa privada y semipública y pública.

No podemos seguir obrando de tal modo, que una parte de nuestros descendientes, se forman aquí y se marchan a otras regiones de España, a otras regiones de Europa, a otras regiones del mundo.

Para terminar tenemos que asimilar el pasado, no liarnos a confrontaciones y enfrentamientos, ni siquiera verbales, por el pasado, sino que estos lo diluciden los historiadores, nadie, ni individuo, ni colectivo, ni ideología del pasado es totalmente blanca, o totalmente negra, sino hay una enorme cantidad de grises.

Tenemos de alguna manera, curar las heridas del pasado, y lo mejor es mirar hacia el futuro. Analizar el lugar de la región en el conjunto de todas las regiones de España, aprender de todas ellas, y hacer aquí, en la medida de lo posible, lo que no hemos hecho todavía, hacer aquí lo que en otras regiones de Europa más desarrolladas ya han hecho, en la medida de lo posible.

Tenemos derecho, nosotros y las siguientes generaciones a vivir mejor, a progresar más, a crear riqueza, y ésta riqueza permite mejor sistema de salud, mejor sistema de bienestar social, mejor sistema de derechos en todos los sentidos, y mejor sistema de riquezas, riquezas a y en todos los sentidos, siempre que sean legales y morales. Paz y bien, paz interior y paz exterior, paz y bien.

¿El desierto de la Mancha, VIII?