- Hombre. Ya llegó. Por fin. Lo que estabas tardando ¿Qué te ha pasao?

- Pues na: que cuando me venía he visto en la tele a ese Tran, y me he esperao.

- Hombre. Ya llegó. Por fin. Lo que estabas tardando ¿Qué te ha pasao?

- Pues na: que cuando me venía he visto en la tele a ese Tran, y me he esperao.

- Anda chico, pon otro chato pa este, que vendrá sediento. Y ya de paso llena otra vez. Anda saca esa botella de Valdepeñas, que guardas pa los amigos; ahora, ya que estamos tos juntos.

- ¿Y qué? ¿Ya te has aclarao? ¿Sabes ya quién ese individuo, y qué va hacer? Aquí no se habla de otra cosa; hay mucho miedo.

- Pero si no sabe ni hablar; si cuando habla es pa decir alguna barbaridad, pa faltar a las mujeres, a los inmigrantes, a los árabes, a los negros. No me aclaro.

- Pues mira chico; yo tampoco lo entiendo; no me cabe debajo la boina que a un personaje así, lo voten millones de personas. Un país que yo no conozco, pero to el mundo dice que son mu listos.

- Serán mu listos, y to lo que tu quieras, pero ese Tran ha ganao las elecciones, y va a gobernar el país más poderoso del mundo.

- Hombre, hombre, extrañar, extrañar… no mucho. Por aquí pasa algo parecido.

- No exageres. Aquí no tenemos todavía políticos como ese. Aunque todo se andará. Como sigamos por donde vamos, pronto tendremos otro Tran.

- Bueno. Eso de que aquí no pasa eso, vamos a dejarlo. Que vosotros conocéis a personajes que se lo llevan crudo, y ganan elecciones; personajes que favorecen a los de arriba, y machacan a los de abajo, y ganan elecciones.

- Sí, también. Unos, los más listos, como no le cabe en los bolsillos se lo llevan a Suiza, o a Panamá, o a Gibraltar. Eso dicen. Dicen que en esos sitios hay bancos que se encargan de guardarte mu bien el dinero; y nadie se entera.

- Y otros choricillos, menos listos o que no les ponen más a su alcance. A esos sí les cabe en sus bolsillos. Pero a la postre chorizos, y también siguen en sus cargos, y se pasan el día diciendo “to por el pueblo”. Un azaón les daba yo.

- Pues sabís lo que os digo: que esa gente es la que tiene la culpa de que aparezcan los Tran esos.

- Claro: la gente está tan harta que vota al que diga la primera y mayor tontería. Y luego, a quejarse a la barra del bar. Tenemos lo que nos merecemos.

- Anda, dejarlo ya. Vamos a echar una partida. Otro día seguiremos.

http://juliocasarrubios.blogspot.com