No, Sra. Sáenz de Santamaría, no es cosa del pasado, es cosa de rabiosa actualidad. Estamos hablando de si se puede renovar el cargo de presidente del Gobierno de España, a quien ocupó varias carteras ministeriales y hasta la vicepresidencia del Gobierno de Aznar durante los ocho años en los que se cometieron todas las tropelías que está explicando Correa, entre empresas y ministerios del Gobierno Aznar. Se sabe que se financiaron campañas del PP cuando el responsable de campaña era Mariano Rajoy. No me vengan ahora con que esto ya está saldado.

No, Sra. Sáenz de Santamaría, no es cosa del pasado, es cosa de rabiosa actualidad. Estamos hablando de si se puede renovar el cargo de presidente del Gobierno de España, a quien ocupó varias carteras ministeriales y hasta la vicepresidencia del Gobierno de Aznar durante los ocho años en los que se cometieron todas las tropelías que está explicando Correa, entre empresas y ministerios del Gobierno Aznar. Se sabe que se financiaron campañas del PP cuando el responsable de campaña era Mariano Rajoy. No me vengan ahora con que esto ya está saldado.

Mariano Rajoy fue ministro y vicepresidente del Gobierno Aznar, en aquellos nebulosos ocho años; fue además secretario general del mismo partido. Y no solo eso; la trama continuó extendiéndose por otras regiones, a partir de 2004 cuando el aspirante a gobernar España, era presidente del partido. Es de rabiosa actualidad el hecho de que el PP está siendo investigado por obstrucción a la Justicia al romper los ordenadores que tenían supuestamente información sobre lo investigado. Es de rabiosa actualidad: “Luis sé fuerte; hacemos lo que podemos”.

No Sra. Cospedal, no son problemas de hace mucho tiempo; no son problemas que afecten a personas que ya no están en el partido; no son problemas que están juzgando los jueces y hay que respetar sus actuaciones. En el Partido Popular “hay muchas personas que no han asumido todavía ninguna responsabilidad política”.

Sí, Sr Marhuenda, ya lo sé; no se altere. También está el caso de los eres, también está el caso Roldán. Sí, Sí. Y Paracuellos también. Pero hoy hablamos del caso Correa, porque el propio Francisco Correa está cantando la “Traviata” ante los jueces; estamos en pleno juicio oral; y hablamos de eso. Otro día hablaremos de Paracuellos y de la izquierda progre; no se preocupe.

“No sabemos nada nuevo”, dice el Sr. Fernández, presidente de la gestora del PSOE. Sí es verdad, todo esto ya lo sabíamos, o al menos nos lo figurábamos. Pero es muy distinto figurárselo, a oírlo decir a su propio protagonista ante los jueces. Lo que pone de manifiesto una vez más, que no es tiempo de estrategias o conveniencias, es tiempo de dignidades, de elegir entre honra sin barcos, o barcos sin honra.