El populismo consiste en lanzar mensajes que calan fácilmente en un determinado sector de la sociedad, con la clara finalidad demagógica de perjudicar al adversario. Además de estar impregnado de demagogia, tiene una enorme falta de ética; y lo que es peor: está basado en la mentira; extiende de forma muy peligrosa una idea falsa de la realidad. ¡Pero ojo! qué todo no es populismo. También existe la tentación malévola de que cuando se denuncia algo denunciable, por injusto y dañino para la sociedad, lo acusemos de populismo para desviar la atención de una mala política.

El populismo consiste en lanzar mensajes que calan fácilmente en un determinado sector de la sociedad, con la clara finalidad demagógica de perjudicar al adversario. Además de estar impregnado de demagogia, tiene una enorme falta de ética; y lo que es peor: está basado en la mentira; extiende de forma muy peligrosa una idea falsa de la realidad. ¡Pero ojo! qué todo no es populismo. También existe la tentación malévola de que cuando se denuncia algo denunciable, por injusto y dañino para la sociedad, lo acusemos de populismo para desviar la atención de una mala política.

Me refiero en este segundo caso, cuando se desprecia o se ningunea, una denuncia, acusándola de populismo, y no lo es. Acusar a un gobierno de haber llevado a cabo políticas, que en lugar de vencer la crisis, lo que han hecho es ahondar más en la desigualdad social, no es populismo; es denunciar algo que no se puede aguantar. Denunciar que existe la pobreza energética, no es demagogia ni populismo, es sencilla y claramente que se está atentando contra los derechos más elementales.

Pero volviendo al populismo: La semana pasada, la Sra. Cifuentes ha caído en un caso de populismo puro y duro, porque ha mentido para desprestigiar al adversario político. Ese populismo es muy dañino, porque divide a la sociedad, y luego es muy difícil de coser las costuras. Se beneficiará o no, pero el daño es irreversible. O no lo sabe, o no tiene ni idea de lo que es la igualdad de todos los españoles, o quiere engañar intencionadamente. Es el populismo que ella misma denuncia otras veces.

Es el mismo populismo que puso en marcha la Sra. Merkel cuando, para ganar las elecciones, dijo que Alemania no podía mantener a los vagos del sur; populismo mentiroso, que daña injustamente la imagen de otros países. Es el mismo populismo que practican aquellos catalanes que pretenden fundamentar sus deseos diciendo que los españoles les roban; populismo mentiroso que divide a los españoles. Es el mismo populismo que practicó David Cameron con el objetivo de ganar las elecciones proponiendo un referéndum para sacar a los ingleses de Europa; populismo mentiroso que está trayendo gravísimas consecuencias.

http://juliocasarrubios.blogspot.com