Siempre hablamos del “maltratador”, pero ¿qué pasa con “la maltratadora”?

 
hombre llorando (Copiar)

Todo el mundo tiene claro el perfil de un hombre maltratador, su personalidad, sus inicios, sus amenazas, sus limitaciones hacia su pareja, etc., ¿verdad?  Lo tenemos que escuchar por desgracia demasiado y ojo, me parece muy necesario que todo el mundo conozca ese perfil de persona. Para evitar que haga daño, para frenarlo y tomar todas las medidas necesarias

Y ahora, ¿y el perfil de mujer maltratadora? ¿Lo conocéis? ¿Cuántas veces lo habéis escuchado? Porque sí, las hay, y tanto que sí las hay. Y además con un perfil psicológico muy parecido al del hombre maltratador.

Una mujer maltratadora es muy posesiva y controladora. Su pareja no deberá salir con sus amigos del trabajo después de una jornada, tampoco podrá seguir viendo a sus amigos de la infancia, porque no son de su status social.

Si trabajan dejarán de hacerlo y buscarán una dependencia en su pareja.

Le dirá que estar en su cuenta de banco es una muestra de amor y también comprar un bien a nombre de los dos.

Cuando a ella le plazca, la familia de su pareja serán todos muy malos, malísimos, porque no la quieren y no la aceptan. Antes de esta fase ella no querrá ir a casa de la familia de su pareja. Y mucho menos en momentos familiares y días festivos, tampoco aprobará que el hombre lo haga. Mi familia me vale y la tuya no

Se victimizará a cada momento, es una pobre mujer en medio de personas muy malas, y su pareja es más mala aún. Desde el principio fue malo ese hombre

Cualquier error suyo será culpa de él o cualquier persona de su entorno, y si es culpa de la familia de él mejor. Ella nunca haría nada mal.

Las mujeres maltratadoras se camuflan en un comportamiento normal, de mujeres sensibles, se tratan de esconder en un perfil que no es el suyo para poder manejar a su antojo. Se comparan con casos de violencia de género de los que se haya hablado en los medios

Son mujeres dominantes y manipuladoras, tener una opinión diferente a la suya es sinónimo de empezar una discusión

Existen mujeres que son conscientes de su comportamiento, pero dirán que cambiarán, que le han hecho daño, que tienen muchos cargos y estrés pero que lo quiere, que está dispuesta a cambiar

También irán tras la actual pareja de ese hombre y la amenazarán de diversas formas.

Este perfil puede variar según edad y momento de la relación.

El hombre maltratado será insultado por su pareja, e incluso delante de su familia y/o amigos. Él, tan solo agachará la cabeza avergonzado.

Dejará de ir tan a menudo a casa de sus padres, demás familiares cercanos y/o amigos, porque a ella le molestará y lo llamará nada más llegar. Porque ella en escasas veces lo acompañará.

No puedo hacerlo, a ella no le parece bien. No, ella me ha dicho que no. Lo que ella diga, etc. Serán las respuestas de él

Estos hombres cambiarán por completo su comportamiento, su personalidad, serán marionetas.

Cuando pase, lo que suele pasar en la gran mayoría de los casos, que es una denuncia por parte de ella por violencia de género, él seguirá pensando que ella no es mala, que ella lo quiere y que solo ha sido porque se ha dejado influenciar por alguien de su entorno. Él buscará mil escusas para disculparla, para engañarse de la realidad.

Ella más tarde, con la orden de alejamiento correspondiente y tras haber provocado que él al menos pasará una noche en un calabazo, le dirá que está muy arrepentida, que tiene un entorno muy malo que hicieron que lo denunciara (siendo ella, por supuesto, quien denunciara y narrara los ‘’hechos violentos’’). Existen casos donde ella se presenta al juicio muuuuuy dañada, con ropa vieja y maquillada de cierta forma para parecer débil y desolada. Pero existen varios teatros que estas mujeres han llegado a realizar.

Luego ella se irá, luego le volverá a mandar otro mensaje de arrepentimiento, luego lo buscará, luego lo volverá a dejar… y así, todo esto con su correspondiente orden de alejamiento, y en la mayoría de los casos cobrando ella ya la correspondiente pensión por ‘’mujer maltratada’’

El hombre maltratado podrá denunciarla o al menos dejar constancia en comisaria de lo que ella le está haciendo, ya que va detrás de él. Y aquí hay dos tipos de hombres, los que no lo hacen porque ¿para qué? Si la ley esta así y no conseguiré nada, (son los que ya van abriendo los ojos). Por otro lado, están los que… NOOO, como le voy hacer eso a ella, que no, que ella es buena, que ella me quiere, esta estresada y mal, pero pronto volveremos.

Y si hay hijos por medio… un calvario. Y tan solo es una recopilación de observaciones y testimonios. Hay más casos de los que nos podemos imaginar

¿Por qué lo hacen? Haced vuestras propias conclusiones

TESTIMONIOS CONTADOS POR PERSONAS REALES

Caso 1

‘’Manipulan la realidad. Te dicen que te quieren (por no perder la poca o mucha seguridad que le estás dando) cuando estás viendo, y en ocasiones comprobando, que hay otro-s y que lo único que hace es utilizarte. Te menosprecia, por ejemplo: tiene que venir alguien a casa a reparar algo, y por teléfono, pregunta sobre qué hora vendrá, respondiendo que es para que esté en casa la persona que suele enviar cuando ella no está. Cuando ves que la mejor salida, es marcharte, y ella se pone en la puerta pidiéndote que le des tiempo, que es el estrés. Hay mil detalles, Te dice que te quiere, y cuando la quieres abrazar, siempre hay un motivo para que salga volando y no hayas tenido tiempo ni de rozarla. Repito, mil motivos. Lo mismo que hay hombres muy malos, hay mujeres que son la peste’’

Caso 2

‘’Empieza con....mi familia vale y la tuya No, ese es un principio de mujer maltratadora. Luego el no beses a las amigas, o que al pisarla sin querer te devuelve el daño con una ostia. Luego hay que entrar en manipulaciones para que dejes de lado tu familia en favor de la suya, sus amigos y así toda tu vida. Si te enfadas con ella sacará su lado más tierno y te dará penita para ablandarte y hacerte creer que todas las manipulaciones las hace sin darse cuenta y eres tú el ogro que lo ve todo mal y que debes seguir con ella para protegerla (síndrome Príncipe Azul). También querrá hijos (para despertar el síndrome del niño cuna) y que así no puedas dejarla. Y luego, ya se entra en los maltratos post divorcio, que terminan con el síndrome de alineación parental en los hijos y el suicidio del padre; pero en el periódico será una víctima más de carretera, porque decidió tirarse por un barranco’’.

Nunca defenderé a hombres maltratadores, porque por culpa de ellos el resto de hombres están pagando las consecuencias, pero tampoco defenderé a mujeres que abusan de los limitados recursos impidiendo así que no les llegue a quien de verdad los necesita.  Mujeres que realmente viven una pesadilla en sus casas están desprotegidas sin ser escuchadas por la Justicia, con procedimientos lentos, y en muchos casos sin ser creídas, porque esos recursos de los que dispone la Ley de Violencia de Género están siendo mal utilizados.

Una forma de hacer terapia con mujeres con perfiles así sería que hablaran con mujeres que han pasado por maltratos, espero que así se les quiten las ganas de hacer lo que hacen. Y emplear los recursos eficientemente en personas que necesitan ser escuchadas y protegidas

Ni un hombre maltratador es un hombre, ni una mujer maltratadora es una mujer, y mucho menos un padre o una madre.

Os digo a corazón abierto, mujeres y hombres maltratados, abrid los ojos, no dejéis pasar un día más, denunciar, si estáis callados y les tenéis miedo, dar la cara, no podéis seguir teniendo vuestra vida en pausa.

Hombres maltratados, amenazados, no penséis que no vale la pena denunciar porque no os harán caso, hacedlo. Que uno a uno podéis lograrlo. Dad vuestros testimonios, no os quedéis callados

Espero un día donde los medios de comunicación le den voz a este problema de la sociedad, porque también hay víctimas, y además víctimas mortales. Las mujeres no utilizan la fuerza para hacerlo, pero llegan a provocar en algunos casos el suicidio. Y es muy duro.

Mujeres que sufrís este maltado, no penséis que todos son iguales, no juzguéis a todos. Hombres que vivís amenazados, no penséis que todas son iguales, no juzguéis a todas. Hay mujeres y hombres que sufren y hay mujeres y hombres que hacen daño.

La vida me ha hecho tener que conocer este tema, y por desgracia lo he tenido que conocer muy a fondo, y creedme que son pocos los medios de comunicación que muestran la realidad completa.

Yo choqué con la realidad y me dolió, porque esto destruye a una familia por completo viendo lo injusto de la sociedad, las personas crueles que se aprovechan de una Ley de Violencia de Género con demasiadas carencias. La manera en que determinadas personas abusan de dicha ley. Porque un hombre por ser un hombre no es un maltratador. Ni todas las mujeres estamos indefensas

Por ello creo que escribo con conocimiento de causa, y desde entonces he seguido varias páginas donde personas que han sufrido esto (hombres, mujeres actuales de esos hombres y sus familiares) nos cuentan su día a día, sus logros y sus derrotas, sus absoluciones y siento todo como si fuera mío, por eso siento que debo hacer esto, porque os juro que no puedo mirar hacia otro lado.

Y os aseguro que sé de lo que hablo, conozco las dos caras de esto. He tenido a un familiar siendo maltratada durante años por quien ya es su ex marido, y tengo a un familiar que ha conocido el calabozo y aún piensa que ella no es así, que es buena y que volverán a estar juntos.

Y por último, familiares de personas con este perfil, abrid los ojos si aún no lo habéis hecho. Porque son ellos, hombres y mujeres quienes necesitan especialistas y no sus víctimas, ni sus hijos, ni sus familiares

Señores políticos, jueces, personas con influencia, hay mucho que hacer.

Abre los ojos. La violencia no tiene género

Respeto a quién no piense del mismo modo, pero creo que es una realidad. Es mi visión y la de otras muchas personas.

Gracias a todos esos perfiles y testimonios que me han aportado. Y ánimo, mucho ánimo.

Mónica Tercero Sánchez