POLÍTICA

El PLJ critica que en el Pleno de octubre no se trataran los problemas reales a nivel local

La formación política, Pueblo Libertad y Justicia (PLJ) ha criticado, tras el pleno de octubre celebrado en el Ayuntamiento de Valdepeñas, que los puntos tratados en el mismo no fueran sobre los problemas reales que existen a nivel local, sobre todo en lo que se refiere a buscar soluciones en desempleo y colaboración, por parte del Consistorio, con empresas de la localidad para que no despidan a sus empleados.

José Manuel Pena, portavoz del grupo municipal PLJ, ha señalado que solo se tratan temas de política a nivel nacional y como en un año y medio de legislatura “no hemos escuchado ninguna propuesta empresarial, por parte de la concejalía de ese área. El alcalde debería establecer relaciones con empresas para  ver la problemática que tienen y que se adopten medidas entre todos que no lleven a las empresas a despedir a sus trabajadores”.

Asimismo, Pena también considera que a la concejalía de Desarrollo Empresarial no le interesa el paro porque “en los plenos no se han hecho propuestas de actuación para implantar empresas en Valdepeñas ni tampoco actuaciones locales e incluso comarcales, que nos situarían como cabeza de comarca” y añadido que así no se puede parar el deterioro económico que está sufriendo el pueblo “además de no tener en cuenta las propuestas de las formaciones políticas que conforman el Consistorio y su opinión para salir adelante”.

Revisión de los valores catastrales

Respecto al punto dos tratado en el pleno, la revisión de los valores catastrales, el portavoz del PLJ, ha destacado que a pesar de ser sobre la revisión a la baja del catastro sospechan que esto no va a ser así: “La filosofía del catastro es otra y nosotros propusimos suspender el POM, puesto que conlleva aplicar el IBI a las parcelas que tienen viña o huerta y esto supone la incapacidad del propietario para hacer frente a ese impuesto. La petición al catastro puede suponer que no sea aceptable para el pueblo y esto conllevaría la modificación del POM, una vía muy larga y arriesgada para los propietarios”.

José Manuel Pena, ha recordado como su grupo propuso que los técnicos municipales preparasen una ponencia con los valores reales actuales del suelo en Valdepeñas, para que el catastro valore el mismo y así tener un valor catastral adecuado al mercado de la localidad, una idea que según pena “no ha sido aceptada y se ha dejado en manos del catastro para que haga la valoración a la baja, por lo que el informe del arquitecto no dio mucha esperanza puesto que el catastro tiene previsiones de suelo exageradas, como de unos 450 euros el metro cuadrado, algo imposible de asumir, ya que hay propietarios que pagan 2.900 euros de IBI, lo que penaliza la inversión en nuestro pueblo. Las personas que tienen casa en Valdepeñas no son ricas, son trabajadores normales que incluso heredan una casa y no pueden pagar el IBI por ser muy elevado y estar en paro el heredero”.

Esta problemática, supone según el PLJ, llevar a cabo acciones de gestión, y no de intención, por parte de la concejalía del área con la gerencia del catastro para conseguir una solución rápida, además ha recordado como el año que vienen el catastro subirá un 10 %, “lo que supondrá que los ciudadanos estarán más asfixiados que este año. Entendemos que no es un tema político sino de discusión y de salvar el patrimonio de los valdepeñeros”, ha explicado José Manuel Pena.

Impuestos con una carga excesiva para los ciudadanos

La concejala del PLJ, Litolda Ballesteros, considera que el IBI es una carga excesiva para los ciudadanos de valdepeñas y está haciendo que sea una ciudad menos atractiva para comprar y vender una casa, ya que se paga el doble de impuestos que en cualquier otro sitio: “El propietario de una vivienda no puede llevar una parte importante de sus ingresos a pagar este impuesto”. En cuanto al POM, Ballesteros ha recordado como la valoración catastral del POM se estimó para una población de 50.000 habitantes en Valdepeñas “y sin embargo Valdepeñas no tiene esos habitantes en la actualidad ni los va a tener en los próximos 20 años. La solución sería readaptar las expectativas del POM a lo que está sucediendo”.

Se trata de un problema que según la concejala de Pueblo, Libertad y Justicia, debe ser resuelto por el gobierno municipal con urgencia: “nosotros hemos valorado por lo alto, pues nosotros debemos ser los que solucionemos este tema cuanto antes y no echar la culpa al gobierno de la nación”.

Los puntos de urgencia que se tratan en el Pleno

El PLJ también ha criticado que no se informe con antelación, a los grupos políticos del Consistorio, sobre los puntos de urgencia que entran en el Pleno puesto que no se pueden valorar con objetividad para su aprobación: “Si el gobierno prevé que algún asunto puede entrar por urgencia, lo normal es que nos faciliten la información de ese punto, entre o no entre. Pedimos estar informados para poder votar con conocimiento ese punto, algo que no ocurre nunca”.

Convivencia en El Canal

En cuanto a los problemas de ruidos que tienen los vecinos del Canal por el cierre a altas horas de uno de los locales situado en la zona,  José Manuel Pena ha criticado la respuesta dada por el alcalde, por limitarse a leer la pregunta que el PLJ leyó en el Pleno anterior:  “El alcalde dijo que la administración local no tiene capacidad para poner sanciones mayores al local en cuestión, mencionando los artículos que dice la ley, y  sabemos que una sanción tiene que ser proporcional al perjuicio que causa el que acomete, por lo que las multas de cien euros que se ponen a ese local no son suficientes, puesto que es reincidente”. El PLJ considera que el Ayuntamiento debería obligar a este local a cumplir la ley y la normativa.

Ordenanza de circulación

En cuanto a la ordenanza de circulación esta formación política ha declarado que se trata de una ordenanza a destiempo y que no hay que prohibir sino dar una solución a la nueva ley de circulación: “Las bodegas ubicadas en el centro de la ciudad necesitan llevar los camiones de gran tonelaje hasta sus instalaciones y no hacer una doble maniobra de carga, porque no es razonable. Si la norma no vale porque limita además de la velocidad el tonelaje, busquemos una solución que permita la circulación a determinados vehículos”. En este sentido, Pena también ha criticado la falta de apoyo a las empresas para que se vayan al polígono a través de subvenciones  o ayudas”.