POLÍTICA

El PSOE busca en Valdepeñas el voto de los jóvenes y los conservadores a los que dice que “si de verdad se quiere a España, hay que sacar al PP a la calle”

Así lo ha manifestado esta mañana el Alcalde de Valdepeñas y cabeza de lista al Senado del PSOE en la provincia de Ciudad Real en su visita al mercadillo. Jesús Martín, junto con compañeros del Ayuntamiento y del partido, como Rubén Sobrino, Secretario Provincial de Juventudes Socialistas, ha pedido la confianza a los jóvenes que en diciembre “dieron un voto radical”.

“Consciente de que muchos jóvenes dieron un voto radical a la izquierda hace seis meses porque dada su situación de precariedad y rabia se lo dieron a quien les prometió salir de esa situación” hoy el candidato socialista al Senado les ha pedido a todos ellos que piensen en el "uso" que han hecho de su voto. "Hoy en España no hay un gobierno progresista porque aquellos que dieron un voto al radical, este cuando llegó al escaño, el sillón le pareció pequeño y lo pidió más grande”, ha asegurado.

También se ha dirigido al votante conservador de Valdepeñas y comarca, al que ha dicho que “si de verdad se quiere a España hay que sacar al PP a la calle, igual que sacaron al PSOE hace unos años cuando hasta el Director de la Guardia Civil nos salió rana”.

Para Martín, los ciudadanos tienen que apostar por “airear” la situación de corrupción depositando su voto “útil” en el Partido Socialista, “que ha intentando generar un gobierno desde el consenso y desde el programa, no desde los sillones”.

Por su parte, Rubén Sobrino, Secretario Provincial de Juventudes Socialistas, ha pedido el voto a los más jóvenes para que su partido consiga llegar al gobierno y “les podamos llevar nuestras políticas, permitiendo que puedan ir a la Universidad sin que tengan que ver la cuenta de sus padres”.

Entre las medidas del PSOE dirigidas a los jóvenes, han hablado de un plan de formación acelerada, la derogación de la LOMCE, un aumento del presupuesto en educación, la apuesta por la Formación Profesional y la investigación y un plan de retorno que permita volver en buenas condiciones a los 400.000 jóvenes que se han marchado de este país en los últimos años.