miércoles. 21.02.2024
Región

Casero reitera la voluntad de negociación con el sector comercial de la región para lograr que sea más competitivo

La consejera de Empleo y Economía de Castilla-La Mancha, Carmen Casero, ha reiterado a las asociaciones provinciales de comercio la voluntad de negociación y análisis de las medidas que se han adoptado hasta ahora y las que se aplicarán en los próximos meses para lograr un sector “que sea más competitivo y capaz de competir con los de cualquier región de España”.

Casero también les ha trasladado la importancia de que formen parte de las mesas de diálogo del Plan de Inversión y Creación de Empleo para que “el sector pueda trasladar sus necesidades al Gobierno de Castilla-La Mancha y, sobre todo, realizar una transición rápida hacia el horizonte que se está abriendo de la mano de las nuevas medidas que estamos adoptando para revitalizar el comercio en nuestra región”.
 
Durante la reunión con el presidente de la Confederación Regional de Comerciantes, Pedro José Evangelio; el presidente de la Federación de Comercio de Albacete, Lorenzo López; la representante de la Asociación de comercio de Toledo, Ruth Corchero; y el secretario de la Confederación Regional de Comercio, Alberto Maldonado; Casero les ha informado de las dos nuevas líneas de ayudas que el Gobierno acaba de poner en marcha, por valor de 2,5 millones de euros, para lograr la modernización del sector, mejorar su competitividad y fomentar la contratación.
 
Asimismo Casero, que les ha agradecido su interés y su asistencia al encuentro, también ha destacado la importancia que el comercio tiene para el Gobierno de Cospedal en tanto en cuanto representa el 11,2 por ciento del Producto Interior Bruto, da empleo a  un 14 por ciento de la población, supone el 33 por ciento de total de autónomos, con un alto componente femenino, y genera un volumen de facturación de 7.500 millones de euros al año.
 
En este sentido, Casero ha explicado que el objetivo de la primera línea de ayudas del Plan de Comercio es la implantación de nuevas tecnologías y el uso del comercio electrónico; la promoción de la calidad en el comercio; potenciar el diseño de los productos que puedan ser comercializados; la promoción de las zonas comerciales prioritarias; y por último el establecimiento de fórmulas cooperativas entre los empresarios que forman el sector.
 
Otra de las preocupaciones del Gobierno Regional según Casero, es “que el comercio minorista pueda competir con el gran comercio, sin ningún tipo de impedimento, y para ello ha aprobado una línea de ayudas de 500.000 euros para subvencionar el empleo y fomentar la apertura de los establecimientos comerciales de nuestra región durante los domingos y festivos de apertura comercial, mediante la financiación del cien por cien del coste salarial de los nuevos trabajadores que se contraten durante estos días o de los que ya se encuentren en plantilla y tengan que realizar horas extras”.
 
Por último, Casero  ha expresado su convencimiento “en que las ayudas que se están poniendo en marcha para el comercio de Castilla-La Mancha van a lograr revitalizar un sector que ha recibido de lleno el azote de la crisis pero que sin embargo logra reinventarse y mejorar día a día”.

Casero reitera la voluntad de negociación con el sector comercial de la región para...