REGIÓN

Constituido en las Cortes de Castilla-La Mancha el Intergrupo Parlamentario de Apoyo al Pueblo Sarahaui

Esta mañana ha quedado constituido el Grupo Interparlamentario Paz y Libertad en el Sahara Occidental, integrado por Agustina García Élez, José Luis Escudero Palomo, Césarea Arnedo Megías, Claudia Alonso Rojas y David Llorente Sánchez, en representación de los grupos parlamentarios del PSOE, PP y Podemos.

Asimismo, han sido designados coordinadores Césarea Arnedo, Agustina García y David Llorente. Por parte del pueblo saharaui ha estado presente Boulahe Moham, delegado del Frente Polisario en Castilla-La Mancha.

El Intergrupo Parlamentario de Apoyo al Pueblo Saharaui se constituyó en 1996 y tiene los siguientes objetivos:

1. Defender la autodeterminación mediante un referéndum de autodeterminación libre, justo e imparcial, como única fórmula para solucionar el conflicto por la vía pacífica, evitando así que se abra de nuevo el escenario de la guerra.

2. Instar al Gobierno español a denunciar el flagrante incumplimiento de la legalidad internacional en materia de derechos humanos por parte de Marruecos

3. Pedir a la Unión Europea que respetando la legalidad internacional en los acuerdos que pueda suscribir con el reino de Marruecos no afecten al territorio ni a las aguas del Sahara Occidental ni a los derechos políticos y económicos del pueblo saharaui.

4. Solicitar a la Unión Europea, a sus estados miembros, en especial al estado español, y a los gobiernos de las Comunidades Autónomas que contemplen la ayuda humanitaria a los refugiados saharauis, en particular la destinada a la alimentación, la salud y la educación.

5. Seguir realizando visitas de delegaciones en los parlamentos autonómicos a los campamentos de refugiados.

6. Seguir presentando iniciativas en los parlamentos, reclamando la celebración de un referéndum de autodeterminación.

7. Teniendo en cuenta el alto al fuego entre las partes en base a las resoluciones de la ONU que pretenden dar solución al conflicto, insistimos en que la UE adopte las medidas pertinentes para evitar la venta de armas que perturbaría los esfuerzos de paz.