REGIÓN

Cospedal destaca que “hoy la confianza y la estabilidad han vuelto a Castilla-La Mancha”

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, ha afirmado que “hoy la confianza y la estabilidad han vuelto a Castilla-La Mancha, que afronta el 2015 con una perspectiva de crecimiento que puede llegar al 2,8 por ciento, por encima de la media nacional”. Así lo ha manifestado durante su intervención en el Foro ABC-Deloitte, en Madrid, donde ha añadido que esto se ha conseguido “a partir del principio básico del equilibrio presupuestario”, porque, en su opinión, “no hay nada que no se pueda conseguir si uno le pone dedicación, esfuerzo e ilusión” y si ejerce su labor “con inteligencia”.

cospedal confianza

En su discurso, la presidenta ha recordado que el Gobierno regional “recogió una región en una situación económica y financiera absolutamente desastrosa”, tras los casi treinta años de gobiernos socialistas. Así, según ha explicado Cospedal, en junio de 2011 Castilla-La Mancha se encontraba en una situación económica “definida por una deuda financiera de más de 7.200 millones de euros y una deuda comercial no reconocida de más de 4.000 millones de euros, representada en 600.000 facturas sin pagar”.

De igual modo, la presidenta ha señalado que al finalizar 2011, el déficit de la región llegaba al 7,8 por ciento, lo que convertía a Castilla-La Mancha en la comunidad autónoma con la mayor cifra de déficit de España. “Era una situación inviable, teniendo en cuenta que el presupuesto real de Castilla-La Mancha asciende a menos de 6.000 millones de euros”, ha explicado.

Plan de Garantía de los Servicios Sociales

Para combatir esta situación, Cospedal ha recordado que el Gobierno regional aprobó “un Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos y pagamos a nuestros proveedores”. Con ello, ha añadido, “hemos cumplido con nuestras obligaciones y hemos satisfecho todas nuestras deudas con los ayuntamientos”.

Asimismo, Cospedal ha destacado que hoy en Castilla-La Mancha “la sanidad y la educación ya no caminan con paso de alambre ni se encuentran en números rojos como anteriormente”. “Ahora, gracias a que desde el primer minuto hicimos un esfuerzo importantísimo, hemos garantizado los servicios sociales básicos”, ha subrayado.  

Sobre esto último, la presidenta ha incidido en la importancia de la Ley de Garantía de los Derechos de las Personas con Discapacidad, “una ley vanguardista en toda España, que hemos aprobado por unanimidad en las Cortes regionales con apoyo de todo el sector” y que “demuestra que es perfectamente compatible ser austeros y rigurosos en la gestión con una política social para los que más lo necesitan”.

De igual forma, en cuanto a política farmacéutica, Cospedal ha recordado que cuando el Gobierno regional tomó posesión, “la región podía haberse quedado desabastecida de medicamentos”. Sin embargo, ha destacado, “hoy tenemos una ordenación del sector farmacéutico en Castilla-La Mancha que, según el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de España, es la legislación farmacéutica más avanzada del país”.

En materia educativa, la presidenta ha manifestado que Castilla-La Mancha se sitúa como la región con mayor número de empresas y alumnos en Formación Profesional Dual, al tiempo que ha recordado el compromiso de conseguir que, en menos de tres años, todos los centros educativos de Castilla-La Mancha sostenidos con fondos públicos sean bilingües.

Se está creando empleo

Durante el acto, la presidenta regional ha afirmado que actualmente en Castilla-La Mancha “se está creando empleo y estamos recuperando nuestro crecimiento económico”. En este punto, Cospedal ha recordado que la región suma 18 meses consecutivos de bajada del desempleo y que “hoy hay 17.700 parados menos que hace un año”.

Asimismo, Cospedal ha puesto en valor que “el paro está bajando por encima de la media nacional”.

En otro orden de cosas, la presidenta regional ha indicado que en Castilla-La Mancha se han creado más de 10.500 empresas desde 2011, y se han facturado más de 5.400 millones de euros en exportaciones en el pasado ejercicio, lo que supone “el mayor crecimiento en exportaciones de toda España”.

Lo primero, dar ejemplo

Tras haber detallado cual era la situación en 2011, Cospedal también se ha mostrado convencida de que lo primero que tenía que hacer el Gobierno regional era dar ejemplo por lo que, como ha señalado, “desde el primer momento nos propusimos demostrar a  los ciudadanos que estábamos dispuestos a ser los primeros en hacer esos esfuerzos”.

Así, la presidenta ha indicado que en Castilla-La Mancha se han eliminado todas las instituciones públicas que estaban duplicadas con las nacionales: el Defensor del Pueblo, la Sindicatura de Cuentas, el Consejo Económico y Social, el Organismo de Defensa de la Competencia. Además, ha recalcado que “los ciudadanos han comprendido muy bien” la reducción a la mitad del número de diputados en las Cortes de Castilla-La Mancha, cuyos sueldos también fueron suprimidos.

Sin embargo, Cospedal ha afirmado que “los esfuerzos al final dan su fruto y los estamos empezando a devolver”. En este sentido, ha subrayado que, fruto de medidas como estas, “hemos podido bajar los impuestos en el ejercicio anterior, y en este 2015, concretamente un punto en el tramo autonómico del IRPF”, lo que convierte a Castilla-La Mancha en “una de las comunidades autónomas con el tramo más bajo de España”. Además, ha añadido que en la región se aplicará en 2015 la rebaja fiscal que ha aprobado el Gobierno de España para 2015 y 2016.

La Política como instrumento para solucionar los problemas

En otro orden de cosas, durante su intervención, Cospedal ha afirmado que, “cuando la política se ejerce con grandeza sirve para mucho” y, por ello, se ha mostrado convencida de que “de los problemas se sale con la política y con los políticos y no con los oportunistas y demagogos”.

Como ejemplo de ello, la presidenta ha destacado la España de la Transición, la entrada de nuestro país en el euro y el pacto contra el terrorismo yihadista, alcanzado recientemente por los dos grandes partidos españoles.

De igual forma, Cospedal ha señalado que, frente a la situación de riesgo de quiebra e intervención que sufría España hace tres años, hoy avanza “con paso firme”, como demuestra el hecho de que en la actualidad en nuestro país hay 450.000 personas más trabajando que hace un año y, si continuamos en esta dirección, se conseguirá recuperar los tres millones de empleos que se destruyeron en la pasada legislatura.

Por ello, la presidenta de Castilla-La Mancha ha reivindicado a “aquellos que trabajan para que a España le vaya bien”, en un momento como el actual en el que, a su juicio,  “hay demasiada gente que está interesada en que a España le vaya mal para que a ellos les vaya bien”.