REGIÓN

García destaca que el Gobierno de Cospedal ha rehabilitado más de 1.000 viviendas públicas para entregarlas a los ciudadanos en las mejores condiciones

La consejera de Fomento del Ejecutivo regional, Marta García de la Calzada, ha destacado que, gracias al esfuerzo del Gobierno de Cospedal, “en esta legislatura se han rehabilitado más de 1.000 viviendas públicas, concretamente 1.066, que han sido puestas a disposición de aquellas familias castellano-manchegas que más lo necesitan, en las mejores condiciones de habitabilidad y bienestar”.

100315 rg-garcia

Así lo ha explicado en la visita a una de las viviendas que se está acondicionando en Ciudad Real, donde ha detallado que en estos trabajos de rehabilitación de las viviendas públicas patrimonio de la Junta de Comunidades, se han invertido cerca de diez millones de euros, con el objetivo de “convertir viviendas desocupadas y en mal estado” en hogares “en perfectas condiciones, para que puedan acceder quienes más lo necesitan”.
 
Cabe destacar que se está llevando a cabo en estos momentos la rehabilitación de 83 viviendas públicas en toda la región, de las que 33 pertenecen a la provincia de Ciudad Real.
 
Nuevas ayudas que apuestan por la rehabilitación
La titular de Fomento ha aprovechado su visita para anunciar que, en los próximos días, verá la luz una nueva convocatoria de ayudas para rehabilitación, tanto para comunidades de vecinos como para viviendas individuales, con una partida que asciende a 18,6 millones de euros, enmarcada dentro del VI Plan de Vivienda 2015-2016.
 
Para el Gobierno de Castilla-La Mancha, ha añadido Marta García, “es importante apostar por que aquellos ciudadanos que son ya propietarios de una vivienda y quieren mejorarla, acondicionarla y hacerla más eficiente energéticamente, puedan contar con ayudas”.
 
La consejera ha subrayado una novedad que puede “animar a los ciudadanos a pedir las ayudas”, puesto que se ha incrementado la posibilidad de que éstas alcancen el 50 por ciento del presupuesto total de la reforma, porcentaje que puede incrementarse hasta el 65 por ciento del total de coste de la obra en el caso de actuaciones de accesibilidad.
 
Con todo ello, ha subrayado García de la Calzada, se consigue no sólo que los ciudadanos cuenten con casas más cómodas y eficientes, sino también reactivar el sector de la construcción. “No es momento de construir obra nueva, pero sí hay un importante sector de trabajadores del mundo de la construcción y de las reformas que pueden encontrar en estas iniciativas su salida para encontrar un empleo”, ha asegurado la consejera, quien ha añadido que en materia de rehabilitación de vivienda se trata también de “crear riqueza, crecimiento y empleo en Castilla-La Mancha”.