REGIÓN

El Gobierno de Cospedal protege a menores y a sus familias para evitar situaciones de conflicto

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha protege a menores y sus familias a través de la mediación para  evitar situaciones de conflicto. En 2015 se desarrollarán programas y servicios, con la finalidad de trabajar conjuntamente con familia y menores, para solucionar los problemas que producen las situaciones de crisis y riesgo, preservando la unidad familiar en los casos en que sea posible.

130315 RG-JUNTA

La directora general de Familia, Menores y Promoción Social, Silvia Valmaña, ha visitado el Centro Integral de Apoyo a la Familia de Toledo. Allí ha anunciado la resolución de los convenios para 2015 con distintas entidades que desarrollan programas de apoyo a la familia y la infancia.
 
 A su juicio, “estas actuaciones -de carácter preventivo- pueden evitar la aparición o consolidación de problemas familiares, reduciendo el daño que pudieran producir situaciones de conflicto entre padres e hijos”.
 
Los programas se financian a través de convenios con entidades privadas sin ánimo de lucro, que son las responsables de desarrollar los distintos proyectos. En concreto, la Junta ha invertido 2.321.400 euros en estos programas que protegen la infancia y la familia en 2015.
 
 Este año se llevarán a cabo planes de prevención e intervención en violencia familiar, de prevención e intervención en abuso sexual infantil y de mediación y orientación familiar. Además, estas subvenciones incluyen a los Puntos de Encuentro Familiar y la realización de jornadas en las cinco provincias de Castilla-La Mancha sobre prevención de violencia ascendente (de hijos a padres).
 
 Programas de Familia en Toledo
El Centro Integral de Apoyo a la Familia de Toledo incluye distintos programas de atención a la familia. El de prevención e Intervención en violencia familiar realiza una intervención psicosocial y educativa en aquellas familias en cuyo seno se produce violencia familiar.
 
 Valmaña ha manifestado que “este recurso es imprescindible para evitar la violencia de hijos hacia sus padres, ayudándoles a desarrollar  conductas de convivencia pacíficas y respeto en el contexto familiar”.
 
 El Punto de Encuentro Familiar es un espacio neutral y acogedor donde se facilita el encuentro del menor con el progenitor que no tiene la custodia y con el resto de su familia biológica, con el fin de cumplir el régimen de visitas, en aquellos casos en que las relaciones son conflictivas.
 
 Además, este centro de Toledo desarrolla un programa de acción integral contra el abuso sexual de menores, de mediación e intervención familiar y de apoyo a la autonomía personal de jóvenes sin recursos.