REGIÓN

El Gobierno de Page reducirá en un 10% el número de altos cargos respecto al anterior Ejecutivo regional

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado este sábado que la próxima semana estará completa la estructura del nuevo Gobierno autonómico y que la mismoa tendrá finalmente un diez por ciento de menos altos cargos que el anterior Gobierno regional

19415071710_441f537e3a_z

García-Page ha hecho este anuncio durante el acto oficial de toma de posesión del nuevo delegado de la Junta de Comunidades en la provincia de Cuenca, Ángel Tomás Godoy, celebrado en el centro Ars Natura de la capital conquense.

El jefe del Ejecutivo regional Ha asegurado que esta medida se enmarca dentro de la transparencia y cercanía que quiere trasladar a la ciudadanía, ante la cual, ha dicho,hay que ser ejemplar.

García-Page ha explicado que desde su Gobierno "debemos ser útiles para muchos" y que así lo va a ser siendo "el presidente de todos".

En este sentido, ha afirmado que trabajara "con luz larga" para todos los colectivos de la región y en especial para las miles de personas que se han tenido que marchar fuera de Castilla-La Mancha por falta de oportunidades.

"Esta legislatura debe servir para una reducción drástica de los datos del paro y asi va a ser y así se va a ver", ha dicho García-Page.

Por otro lado, el Presidente de Castilla-La Mancha ha asegurado que su Gobierno va a volcarse con Cuenca y su provincia, al objeto de que "ese sentimiento de desagravio de los últimos años sea finalmente una sensación del pasado".

Así, ha reiterado su compromiso de que Cuenca tenga "un hospital como el que se merece" y la influencia sanitaria que la capital conquense debería tener.

A su juicio, habría que aprovechar también las capacidades de esta provincia para tratar de buscar nuevas oportunidades de empleo y generación de riqueza en diferentes ámbitos como el patrimonio cultural, entre otros, en una provincia, donde, ha asegurado, se van a hacer más cosas que la media, a consecuencia de que en la misma se ha dejado de hacer muchas mas cosas que la media en los últimos años.

Por su parte, el nuevo delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, se ha comprometido a desempeñar su labor “desde la cercanía" y practicando la “escucha activa” para contribuir a “revertir” la situación de la provincia de Cuenca, que ha recordado “se encuentra en un momento muy difícil, pues en los últimos años ha perdido 15.000 habitantes”.

Godoy, que ha agradecido a Emiliano García Page y a José Luis Martínez Guijarro la confianza depositada en él, ha abogado por “establecer muy bien las potencialidades de Cuenca y desarrollarlas” para impulsar el desarrollo económico de la provincia.

Asimismo, ha defendido los servicios públicos y en la necesidad de recuperar los servicios del Hospital Virgen de la Luz, mejorar la Atención Primaria, reabrir colegios rurales o recuperar los servicios sociales para dar respuesta a las personas dependientes, en riesgo de exclusión social, etc.

“Para alcanzar esto, no sobra nadie”, ha dicho el representante en Cuenca del Gobierno de Emiliano García Page, quien se ha comprometido también a hacer un “esfuerzo permanente” en aras de “la lealtad institucional y el trabajo serio y conjunto" entre administraciones.