REGIÓN

El Gobierno regional entrega en las Cortes un proyecto de Ley de Presupuestos solvente e inversor

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha entregado hoy el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha para 2017 en las Cortes regionales, unas cuentas que ha calificado como “solventes”, al conseguir por primera vez en años un ahorro neto positivo de 78 millones de euros, que permite financiar inversiones sin tener que recurrir al endeudamiento. 

Así lo ha subrayado Ruiz Molina en una comparecencia ante los medios de comunicación tras la entrega al presidente de las Cortes regionales, Jesús Fernández Vaquero, del proyecto de Ley, para comenzar su tramitación parlamentaria, en la que, según ha indicado, espera sea enriquecido con las aportaciones de los grupos.

Atender a los ciudadanos que peor lo están pasando, conseguir que la economía siga creciendo y hacerlo con el saneamiento y rigor de los recursos de la Administración pública son los tres grandes objetivos de este año, ha resaltado el titular de Hacienda y Administraciones Públicas.

Unos objetivos, ha continuado Ruiz Molina, que evidencian que “otro presupuesto es posible, ya que casi con los mismos recursos que nos encontramos en 2015 se pueden hacer cosas muy diferentes para atender a la población más vulnerable”.

En este sentido, ha calificado el proyecto de presupuesto entregado hoy en la cámara regional como “eminentemente social”, al destinar el 70 por ciento del gasto no financiero a sanidad, educación y servicios sociales. Es decir, se destinan más de 5.000 millones de euros a prestar a los ciudadanos los servicios públicos fundamentales.

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha para 2017 también incluye un “importante paquete de instrumentos para impulsar el crecimiento económico, ya que el crecimiento económico es esencial para la generación de riqueza y para la creación de empleo”, ha destacado Ruiz Molina.

Por este motivo, según ha explicado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, “se va a seguir apostando por la inversión empresarial para que las empresas aumenten de tamaño y traer inversión de fuera de la creación y, en definitiva, se creen un mayor número de empleos”.

Además, Ruiz Molina ha puesto en valor que el proyecto de Presupuestos de 2017 es inversor, lo que se pone de manifiesto en que el capítulo de inversiones es el que más crece, con un aumento del 21 por ciento con respecto al año pasado. Un crecimiento que permitirá que la región se dote de infraestructuras en los servicios públicos fundamentales y se beneficie del efecto multiplicador en generación de empleo que tiene la inversión pública.

El proyecto de Presupuestos, ha explicado Ruiz Molina, se ha elaborado para seguir avanzando en la recuperación social y económica de la región y para cumplir con los compromisos adquiridos con los ciudadanos y también con los empleados públicos, que recuperan el 1,5 por ciento salarial y la totalidad de la paga extraordinaria suprimida en diciembre de 2012.

En materia de función pública el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado que el objetivo es que el presupuesto de 2017 permita “seguir aprobando nuevas ofertas de empleo público, sobre todo, en educación y sanidad, para continuar reduciendo las ratios por aula y las listas de espera”.

Respecto al apartado de ingresos, Ruiz Molina ha enfatizado que no se ha producido ninguna modificación de los impuestos de titularidad autonómica, con lo que se ha congelado la presión fiscal.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha añadido que, en definitiva, es “un presupuesto hecho con alma y con cabeza, al pretender resolver los problemas de los ciudadanos, generar riqueza y hacerlo todo ello mejorando la gestión financiera” por lo que se trata de “un documento para la esperanza y la ilusión de los ciudadanos de esta región”.