REGIÓN

Jesús Galván propone a los más jóvenes que sean sus “aliados” para cambiar los hábitos de consumo

El viceconsejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, Jesús Galván, ha animado hoy a los más jóvenes a que sean sus “aliados” a la hora de promover hábitos de consumo responsable y saludable. Galván ha participado esta mañana, a través de videoconferencia, en una actividad formativa con alumnos de Educación Primaria de centros educativos de las cinco provincias de la región.

El viceconsejero ha animado a los pequeños a que se inicien en los hábitos de consumo responsable y que lo fomenten entre sus familiares y amigos. “Quiero que me ayuden a sensibilizar a los ciudadanos en el uso responsable del agua, de la energía, a que no se desperdicien alimentos o a que conozcan sus derechos como consumidores, y como todo, también esto es necesario aprenderlo y practicarlo”, ha subrayado.

“Si desde que son pequeños aprenden a no desperdiciar alimentos o a cerrar el grifo a tiempo, las nuevas generaciones serán el motor de un cambio social. Es bueno que entiendan que el futuro de Castilla-La Mancha y el cuidado del planeta está en sus manos”, ha añadido Galván.

Acompañado de la directora general de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo, Dolores Rubio, el viceconsejero ha participado con los estudiantes de Primaria en una dinámica de grupo sobre el desperdicio de alimentos y cómo hacer un uso más eficiente de los envases. Cuestiones en las que han trabajado en días previos con sus profesores y que hoy han compartido con alumnos de otros centros de la región.

Los más pequeños han planteado preguntas sobre qué medidas o pequeños gestos de la vida diaria pueden contribuir a minimizar el despilfarro de alimentos, cómo afecta esto a la seguridad alimentaria, o sobre el envasado de alimentos, entre otras.

Registro de organizaciones de consumidores y usuarios
Galván ha recordado que la Consejería está ultimando el decreto para la puesta en marcha del nuevo Registro de Organizaciones de Consumidores y Usuarios. Este instrumento vendrá a racionalizar y articular el movimiento asociativo en materia de consumo en la región, a la vez que lo adaptará a la realidad actual.

Con esta regulación se van a simplificar los procedimientos administrativos y se mejorará la información y la transparencia pública de los procesos que lleva la Administración regional en el ámbito del consumo.