REGIÓN

Lola Merino exige a Page que “deje de ensañarse con los agricultores” y que dé al campo la importancia que merece

La diputada regional y portavoz de Agricultura del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha exigido a Emiliano García-Page que “deje de ensañarse” con los agricultores, los ganaderos y el medio rural de la región, a los que debe dar la importancia que tienen. “Parece ser que hay que explicarle a Page que casi el 50% de las familias castellano-manchegas están vinculadas al sector agrario y al medio rural, y por lo tanto, debe dejar de atacar y hacer daño continuamente a este sector”, ha aseverado.

Y es que, según ha denunciado, los presupuestos de 2017 “mantienen el abandono al campo y a las zonas rurales”, un abandono que comenzó a orquestarse con la alianza de perdedores Page y Podemos en el Gobierno de la región. Así, ha indicado que la media de crecimiento en las demás consejerías es del 5,9%, pero la del sector agrario será solo del 0,9%, lo que supone, un nuevo ataque contra nuestros agricultores, nuestros ganaderos y nuestros pueblos, que perderán renta, poder adquisitivo, riqueza y empleo durante este año.

 Merino ha afirmado que el Gobierno de Page frena la competitividad y el crecimiento del sector agrario, ya que los presupuestos agrarios de este año crecerán cinco puntos por debajo de la media del crecimiento del resto de consejerías y crecerá por debajo de la inflación que rondará el 1%.

 Considera Lola Merino que es “una vergüenza” que Page esté condenando a la ruina a miles de agricultores y ganaderos de la región con sus continuos recortes, mientras “incrementa las partidas para las empresas públicas e intenta resucitar organismos duplicados en los que colocar a más altos cargos de la camarilla socialista”.

 Está convencida la diputada regional de que Page “pretende dar la puntilla a un sector que debería ser el motor de crecimiento de la región pero que está herido de gravedad por culpa de la nefasta gestión de los dirigentes socialistas”. Merino insiste en que Page “debe explicar por qué muestra tanto odio al sector agrario, al que ataca reincidentemente haciéndoles perder renta y  poder adquisitivo en los presupuestos del 2017, ya que la Consejería de Agricultura es la única que pierde dinero en los presupuestos de este año

 Merino ha apuntado que los presupuestos de la Junta para 2017 “mantienen el abandono al campo que comenzó a orquestarse cuando Page llegó al Gobierno tras perder las elecciones” y que incrementará aún más la indignación de los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha. Así, ha recordado que los agricultores ecológicos ya han acudido a los tribunales para defenderse de los ataques de Page que decidió rebajarles las ayudas en un 70% y expulsar del sector a más de 3.000 agricultores y ganaderos ecológicos.

 Está convencida de que “el odio de Page” al sector está obligando a los profesionales del campo a acudir a los tribunales a defender sus intereses, tal y como ya lo hicieron los agricultores ecológicos y ahora las organizaciones agrarias, que han amenazado con recurrir a la Justicia si finalmente Page sigue adelante con sus planes de gestión para las zonas ZEPA que suponen una expropiación encubierta del patrimonio de los agricultores”. Agricultores en zonas ZEPA a los que Page “ha vuelto a traicionar” en la última convocatoria de ayudas agroambientales publicada en el Diario Oficial de Castilla La Mancha en el que hemos podido comprobar que no figura “la tan cacareada y prometida” ayuda de 200 euros a los agricultores de los núcleos afectados por los nuevos planes de gestión de las Zonas de Especial Protección para las Aves Esteparias.

 Merino ha recordado, además, que el Gobierno regional había prometido en numerosas ocasiones a los agricultores que otorgaría ayudas de 200 euros por hectárea a los núcleos de las zonas ZEPA con máximas restricciones, lo que la Consejería de Agricultura ha venido a denominar "cogollitos" para compensar las limitaciones de uso de las tierras afectadas por los planes de gestión.

 Sin embargo, la portavoz de Agricultura ha apuntado que la orden publicada en el Boletín Oficial de Castilla-La Mancha recoge tan solo ayudas de 64 euros por hectárea para la lucha contra la erosión en cultivos herbáceos de secano y de más de 100 para especies aromáticas, olvidándose por completo de recoge las bases de la medida 12 del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 en concepto de ayudas para compensar las limitaciones impuestas a los agricultores en las superficies agrícolas de las zonas ZEPA.

 Merino ha denunciado, una vez más, “el engaño del Gobierno de García-Page a los agricultores en zonas ZEPA”. Han sido numerosas las declaraciones del propio consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, y de su director general de Espacios Naturales, Rafael Cubero, realizadas en jornadas informativas sobre estas ayudas -como la ofrecida en la localidad toledana de Villacañas-  en las que se prometió a los agricultores la convocatoria de ayudas de 200 euros por hectárea. Sin embargo, conocida la convocatoria, se ha podido comprobar “cómo se engaña deliberadamente una y otra vez a los agricultores en Castilla-La Mancha, ya que entre las ayudas convocadas no aparecen publicadas las prometidas a los agricultores en zonas ZEPA”.

 Por último, ha exigido al Gobierno de García-Page y a la Consejería de Agricultura que confirme si habrá nuevas convocatorias con las ayudas comprometidas con los agricultores en zonas ZEPA y si podrán solicitarse junto al resto de ayudas directas y agroambientales de la PAC a partir del próximo día 1 de febrero