REGIÓN

Más de 48.000 alumnos castellano-manchegos han participado en el proceso de admisión escolar

Más de 48.000 alumnos han participado en el proceso de admisión en centros docentes públicos y privados concertados de ámbito no universitario de Castilla-La Mancha para el próximo curso 2013/2014, según los datos registrados por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Comunidades.

Para la solicitud de alumnos, este año se ha incorporado la presentación de solicitudes de forma telemática, a través de la plataforma educativa “Papás 2.0”, que ha permitido contribuir a agilizar el proceso de admisión, acortando los plazos y una mayor eficiencia. Además, se han minimizado los costes económicos.

Esfuerzo de los centros educativos
Cabe destacar el éxito y la normalidad con la que se ha desarrollado este proceso, gracias a la implicación de los secretarios de los centros educativos, cuyos profesionales han recibido formación específica por la Consejería de Educación previa al proceso de admisión de alumnos.
Así, por etapas educativas y en función de la provincia, según los datos recabados por la Consejería, en Albacete se han recibido 7.764 solicitudes en segundo ciclo de Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria y 682 en Bachillerato. En Ciudad Real, 10.037 en segundo ciclo de Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria y 810 en Bachillerato.

En cuanto a la provincia de Cuenca, se han recibido 3.591 solicitudes en segundo ciclo de Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria y 1.327 en Bachillerato. En Guadalajara, 5.498 en segundo ciclo de Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria y 361 en Bachillerato. Por último, en la provincia de Toledo, se han registrado 14.477 solicitudes en segundo ciclo de Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria y 3.972 en Bachillerato.
Castilla-La Mancha ha incorporado de cara al próximo curso modificaciones en el sistema de puntuación, encaminados a aumentar la libertad de las familias en la elección de centro educativo que deseen para sus hijos, así como la igualdad de oportunidades para todos los alumnos castellano-manchegos.

Como principal novedad está el establecimiento como Zona Única el ámbito de localidad para todos los centros ubicados en ella garantizando, por tanto, la libertad de centro educativo. En este nuevo sistema se varía el criterio de Renta de la Unidad Familiar. En el anterior decreto se tenía como referencia la renta mínima interprofesional para puntuar, mientras que el nuevo sistema, se concede un punto a las rentas per cápitas inferiores o iguales al doble del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples anual. Este índice es el que se utiliza como referencia para la concesión de ayudas, becas, subvenciones o el subsidio de desempleo, entre otros.
El sistema de baremación también facilita que los hermanos estudien juntos en el mismo centro, favoreciendo así la reagrupación familiar. Se establece un nuevo criterio para resolver situaciones de empate antes del sorteo: Tendrán preferencia sobre un centro aquellos alumnos que lo han solicitado en primera opción, sobre aquellos que lo han hecho en segunda, los de segunda sobre los de tercera y así, sucesivamente en siguientes opciones.