REGIÓN

‘Puesta de largo’ del proyecto de mejora de la señalización turística de la Mancha Alta Conquense

La Asociación para el Desarrollo Integral de los Municipios de la Mancha Alta Conquense (ADIMMAC) presentará en sociedad las acciones que se han llevado a cabo dentro del proyecto de mejora de la señalización turística que ha desarrollado dicho colectivo. 

imagen CulturApp (Copiar)

Alcaldes, concejales, empresarios, promotores turísticos y asociaciones de la comarca están invitados a este acto, que se celebrará el viernes, 30 de octubre, a partir de las doce del mediodía, en el Ayuntamiento de Carrascosa del Campo. 

En el acto participarán el presidente de ADIMMAC, Víctor Jiménez; el concejal de Turismo de Carrascosa del Campo, Javier García Saavedra; el presidente de la Mesa de Turismo de ADIMMAC, Manuel Cantarero; y miembros de la empresa que ha realizado el proyecto.  

Entre las acciones realizadas, destaca la creación de una app turística para el móvil que permitirá acceder a toda la información de interés turístico de la comarca, a través de smartphones o tablets. ‘CulturApp’ es el nombre de esta iniciativa con la que el turista podrá descubrir la oferta turística de la Mancha Alta Conquense, planear su ruta o visita y encontrar cualquier servicio que necesite.  

La Mancha Alta Conquense es una comarca con muchos recursos turísticos y enormes posibilidades que busca posicionarse y promocionarse como un destino de calidad. Un recorrido por sus pueblos permite descubrir las etapas de la evolución del hombre en la Península Ibérica además de deleitarse con preciosos paisajes y parajes naturales, practicar la actividad cinegética o disfrutar del rico patrimonio histórico y cultural en el que destacan el Monasterio de Uclés, el Parque Arqueológico de Segóbriga o elementos de arte religioso.

Casas solariegas, cuevas, manantiales, museos y sus minas de yeso cristalizado, que constituyen uno de los conjuntos mineros romanos más grandes y mejor conservados del mundo, son otros atractivos de esta comarca, a los que se suman la gastronomía, los vinos, los productos artesanales y fiestas populares como la Endiablada, declarada de Interés Turístico Nacional.

El proyecto ha sido financiado por fondos Leader procedentes de la Unión Europea, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.