motores
Kuka
LAS HISTORIAS DE KUKA

Capítulo XXXVII. Calentando motores

Es bien sabido que las torrijas se pegan a las cartucheras y como mi economía ya no me da para ningún paso por la clínica o gimnasio, como último recurso queda el parque que, en época de bonanza, lo equiparon bien para dichos menesteres.