lunes. 26.02.2024

Cuidados en invierno y cuidados en verano, sobre todo en esta época del año en la que el sol luce, pero también aprieta fuerte. En advaldepeñas, te damos consejos para que el cabello luzca sano y natural.

Igual que cuidamos la piel y los ojos, debemos mimar nuestro cabello cuando llega el verano. Hay que tener cuidado con el sol. Para ello debemos utilizar productos solares específicos para el pelo y que ayudan a que los rayos solares no lo deterioren.

El sombrero, las gorras y los pañuelos, suelen ser muy socorridos para protegerse del sol y sobre todo si no quieres gastar dinero, pero los efectos de los protectores solares para el cabello son lo ideal y lo más sano. Hay que tener en cuenta que cuando vamos a la playa o a la piscina, tanto la sal del mar como el cloro de las piscinas, estropean el pelo. Igual que te llevas el bronceador con protección para la piel, debes llevar en tu maleta, o usar antes de ir a la piscina, unos específicos para el pelo: protectores y reparadores. 

¿Cómo usarlos?,  antes de exponerte al sol, el protector, y después el reparador. Hay cremas, sprays, que protegen la fibra, el color, los hay antirresiduos y después se complementan con una mascarilla.

Un buen consejo es que nunca utilices el aceite de oliva para hidratar el pelo. Este aceite no es absorbido por el cabello por lo que no lo repara, por el contrario lo que hace es que lo vuelve graso. Lo mejor es utilizar los aceites y cremas que ya vienen preparados por los laboratorios. 

Curiosidades sobre la caida del cabello

Antes el pelo se caía mucho en primavera y otoño y ahora se cae más en verano, quizás por el cambio climático del que tanto se habla. Solución: los complejos vitamínicos de las farmacias y las ampollas que te ofrece tu estilista. Cualquier estilista te lo puede decir, antes en septiembre se caía más el pelo y los lavabos de las peluquerías se atascaban, ahora eso ocurre más en verano.

 

 

 

 

 

¿Qué le ocurre a mi pelo?