OPINIÓN

Un caso real de falta de asistencia sanitaria privada en Valdepeñas

Hoy día 27, mi mujer ha amanecido con una posible lumbalgia o ceática,  en realidad no lo sé ya que mis conocimientos en esa materia son escasos, pero lo que me choca del caso es que no pudiéndose mover por el fuerte dolor que tiene en la espalda y que le irradia a la pierna izquierda, hasta las 8 de la tarde no podrá verla un médico de cabecera o de familia (y gracias a que es viernes, porque sólo atiende tres días a la semana)

Centro medico calle esperanza (Copiar)

Ha llamado a su compañía de seguro, ADESLAS, y una médico del servicio de urgencias -supongo que centralizado en Madrid- le ha mandado que haga reposo más o menos absoluto, con calor seco y que compre un medicamento -de los que se dispensan sin receta- en la farmacia y que aguante así tres o cuatro días, que ya se pasará. Todo esto sin verla. Maravillas de la naturaleza. Para qué se habrán inventado los centros de salud y los dispensarios médicos si cabe la posibilidad de que te traten y curen por teléfono.

Y dicen los que entienden que es que en Valdepeñas (provincia de Ciudad Real) con más de 30.000 habitantes no es "rentable" mantener una clínica para atender a los asegurados de MUFACE, ISFAS, etc.etc., a través de compañías como ADELAS, ASISA, MAPFRE, SANITAS, DKV, GROUPAMA. etc.

Esto señores, es una VERGÜENZA.

Me pregunto para qué sirve haber cotizado más de 34 años al sistema, para qué sirve pagar impuestos, para qué sirve que haya elecciones, para qué sirve ....

Coja usted el coche o pida una ambulancia y desplácese más de 60 km. al centro de urgencias en la capital. El Hospital Gutiérrez Ortega de Valdepeñas del SESCAM y los dos ambulatorios están vetados para estos "apestados" de MUFACE.

Se me cae la cara de vergüenza. Qué pena de sociedad.