OPINIÓN

Huida hacia adelante

Algunos venimos diciendo desde hace mucho tiempo que el problema de Cataluña se estaba enquistando cada día más. Y desgraciadamente así está resultando. Todo se ha producido por un choque de trenes, aunque a algunos no les guste la expresión.

artur mas

La irresponsabilidad, unas veces, y la inacción otras, nos han situado donde estamos. Una situación nada fácil, una situación que cada vez está más encallada, porque los protagonistas se empeñan en no abandonar su testarudez.

Y lo peor no es que sean unos testarudos, es que están provocando un desequilibrio territorial, una fractura social, y un enfrentamiento, por una vulgar huida hacia adelante. Están ocultando sus problemas creando otro de mayores dimensiones. Artur Mas, que no sabe como salir de su fracaso político, económico y social, no se le ocurre otra cosa que achacárselo al Estado Español, y como consecuencia, plantea a los catalanes que la única salida es declarar la independencia. Jamás se había conocido en España, ni en Europa, una irresponsabilidad tan descomunal.

Enfrente, el Gobierno del Estado, se ha situado en la inacción después de haber azuzado durante años la catalanofobia. Ahora no tienen otra ocurrencia que decir que van a cumplir la Ley. ¡Nos ha fastidiao! “Qué energía, qué determinación, qué decisión: Van a cumplir la Ley” Claro, que hay que cumplir la Ley. Pero el Sr. Rajoy y los suyos, no se han dado cuenta de que antes de ser un asunto de legalidad, ha sido y es, un asunto estrictamente político. Y ¿qué han hecho? Nada de nada.

Hace falta.., es imprescindible llevar adelante las propuestas que plantea Pedro Sánchez: Cumplir la legalidad escrupulosamente, sin duda; dialogar, analizar, consensuar.., para evitar que se agiten los ánimos, para demostrar a españoles y catalanes que la secesión es un error de incalculables consecuencias; que no va a solucionar la crisis económica, política y social en que nos han embarcado; y acometer las reformas constitucionales que estabilicen de una vez por todas el Estado de las Autonomías. La Constitución hay que renovarla periódicamente, si no queremos que sea un instrumento inservible. Rajoy y Mas, ni saben, ni pueden, ni quieren. Tienen muy serios problemas en sus partidos, que no han sabido acometer, por los que deberían haber dimitido hace mucho tiempo.