OPINIÓN

La mayor cacicada

Así titula el periodista Carlos Iserte su artículo sobre la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha. Utiliza un argumento, que desde esta columna hemos denunciado en numerosas ocasiones. ¿Alguien concibe que con la mitad más uno se puede reformar una Constitución? Es inconcebible. Solo puede justificarse desde una cacicada de las que creíamos superadas en España. Todo lo que digamos de cacicada y pucherazo es poco.

170314 VA-OPINION 3

 

Con 25 diputados del PP y 24 del PSOE en el Parlamento de Castilla-La Mancha, y con todos los partidos del Congreso de los Diputados en contra, ¿se puede reformar una carta magna? No olvidemos que el Estatuto de una comunidad es su carta magna, es su Constitución, es la Ley más importante de todos los ciudadanos, ¡de todos!

Todos los partidos han coincidido en que se trata de un ataque a la democracia, un atropello constitucional. El empeño de Cospedal para no llegar a una “pérdida segura” de las elecciones autonómicas, ha dejado al partido de Mariano Rajoy al borde de la inconstitucionalidad. Desde que llegó a la presidencia de Castilla-La Mancha, Cospedal en vez de dedicarse a trabajar por nuestra región se ha dedicado a ascender en la escala nacional y a asegurarse el puesto de la presidencia con reformas y reformas en cuanto al número de Diputados en las Cortes Regionales.

Dice le diputado del PP por Toledo, Agustín Conde, que esta reforma es muy beneficiosa porque lleva a reducir el tamaño de las Cortes ahorrando a las arcas públicas. No se lo cree ni él. Lo primero, esta reforma llega después de otra en la que aumentó el número de diputados. ¿También lo hizo por ahorrar? Y lo segundo, ¿qué va a ahorrar si previamente le ha quitado el sueldo a los diputados? Algunos siguen creyendo que los ciudadanos somos tontos. No somos tontos, lo que pasa es que piensan: “vaya yo caliente ríase la gente”.

Cospedal y todo el PP de la región, saben que con la proporción actual de escaños en las Cortes de Castilla-La Mancha no pueden volver a ganar unas elecciones. Cospedal es la líder más desprestigiada de España, hasta el extremo de que no puede salir a la calle sola. Y esa es la única razón para reducir el número de escaños. Y aún le falta otra reforma. Ya verán Vds. como llega. Le falta distribuir los puestos de diputados en pares e impares en cada provincia según le sean favorables las encuestas, y el voto histórico en cada circunscripción.

El problema que se plantea en Castilla-La Mancha, es que la presentación de un recurso contra esta medida no se resolvería hasta después de las elecciones autonómicas. Con lo cual se saldrían con la suya. Después de haber ganado las elecciones que digan lo que quieran. O puede ocurrir algo peor, que ya hemos denunciado desde aquí: Que la Justicia invalide el proceso electoral.

Estamos pues ante una situación gravísima. Esto no es una lucha de poder entre partidos. Algunos dirán: “Si todos son iguales, cada uno arrima el ascua a su sardina. Hay que decir que no. No es una lucha partidista. Es una lucha de quienes defienden la democracia contra los que les importa un pimiento la democracia. El que quiera que se lo crea. El tiempo lo dirá. De la misma forma que el tiempo está diciendo que Cospedal cuando decía que no había Gürtel, que era una conspiración de los socialistas, estaba mintiendo. Y lo sabía. Lo mismo que lo sabe ahora.