OPINIÓN

Un paso más

No es mi propósito repetirme e insistir sobre el mismo tema, pero la actualidad y la gravedad mandan. La cuestión soberanista catalana empieza a tomar unos visos preocupantes. Nos están metiendo en un callejón que tiene cada vez menos posibilidades de encontrar la salida. Es lo que le pasa a un problema cuando la solución que se propone es ver si el tiempo acaba con el problema,  esperar a que el tiempo lo pudra, y al final en vez de encontrar la solución lo que se ha logrado es enquistarlo más aún.

cataluña

Mala solución porque el tiempo avanza y el problema se engrandece. Cuanto más tiempo pase, mayor será la fractura social, mayor será el número de catalanes que vean como única solución salirse de España, y mayor será el número de españoles que vean en Cataluña un objeto de odio.

El Gobierno central, además de utilizar la nefasta estrategia de esperar y esperar, está cometiendo el error de haber perdido la iniciativa. En política, quien tiene la iniciativa tiene muchas más probabilidades de hacerse con la riendas para que el mal no se le escape de las manos. Lo contrario que está ocurriendo.

Y no digamos el Sr. Mas. Eso ya no es un error, es una acumulación de errores, imposible a estas alturas de subsanar. La consulta no se va a celebrar. Y no lo digo en el tono de bravuconada, no lo digo en el sentido de que “por mis narices no se va a celebrar”. No. Sería otro error del gobierno central. Lo digo porque es imposible que se celebre. Guardaré el artículo para ver dentro de un año, si he acertado.

Lo que le está pasando a Artur Más es lo que le pasa a los políticos de tres al cuarto, que, en vez de dedicarse a poner en marcha una política encaminada a solucionar problemas, se dedican a dar patadas por debajo de la mesa, se dedican a ver como dañan más al adversario, para amarrarse más al sillón. Son los politicastros a los que se refería Madariaga, que cuando se sienten hundidos, fracasados; cuando ya no tienen otra salida, dan rienda suelta a la “política” barriobajera. 

¡La consulta no se va a celebrar!.., y Mas se hundirá.., y todos saldremos perdiendo.