OPINIÓN

¿Quién ganó?

Después de un debate entre políticos, parece hasta una necesidad preguntarse: ¿Quién ha ganado? Pues contestemos: Ninguno. Para ganar un debate hay que medirlo en función de los electores reconducidos al redil de cada uno. Y está claro que la base electoral, los posibles votos, no han hecho mejorar las expectativas, ni en el PP ni en el PSOE. Todo lo contrario.

Reunión-Rajoy_Rubalcaba-mayo-2012 (Copiar)

Uno desde la falaz mentira y otro más cercano a la realidad, pero ninguno consiguió atraerse a nuevos electores. Y ¿por qué? Pregunta interesante. No cabe duda de que los dos tienen algo en común que los ha llevado al fracaso. Sí. Los dos cometieron el mismo error. Los dos diseñaron un discurso dirigido a su parroquia. Sin tener en cuenta que ambas parroquias están desencantadas. Uno porque ha hecho todo lo contrario  de lo que prometió, y el otro porque aún sigue sufriendo la percepción de haber perdido unas elecciones, de haber perdido cuatro millones de seguidores. Han perdido los dos.

Uno por hacer un discurso tramposo y mentiroso. Hizo trampa en el juego de la dialéctica, utilizando datos falsos o manipulados, o sesgados. No se puede decir alegremente que Zapatero destruyó tres millones de empleos. Sí; se destruyeron tres millones de empleos. Pero fue en los tres años de la recesión. Rajoy ocultó que a lo largo de los ocho años de legislatura hubo crecimiento económico y se crearon puestos de trabajo, más que en ningún otro país de la UE. Y lo mismo se podría decir de todos, de todos, los datos que manejó en su autobombo hacia los suyos.

Y el otro pegado a la realidad; aún diciendo toda la verdad de lo que sucede en España, aún desmontando el país de las maravillas que dibujó Rajoy; aún reconociendo que es una de las cabezas políticas mejor amuebladas del panorama actual; a pesar de todo ello, perdió la ocasión de dirigirse a los cuatro millones de desencantados. Quizá porque Rubalcaba no sea el más apropiado para cambiar la desafección; quizá porque, aún reconociendo su valía política, ya no está en condiciones de volver a ilusionar a los otrora once millones de seguidores.