DE MAYOR QUIERO SER...

Cuando el lenguaje del niño es el problema, Clínica de Logopedia Comunícate

En la actualidad, la figura del logopeda ha cobrado muchísima importancia. Nuestra sociedad cada vez es más consciente de su papel y de la importancia que tiene la detección temprana de cualquier dificultad o trastorno del lenguaje en nuestros hijos. Uno de los aspectos que han contribuido a esta concienciación ha sido la implicación de los padres y del profesorado.  

Foto Comunicate 2 (Copiar)

Una vez que hemos detectado que nuestro hijo tiene un problema, llega la hora de concertar una cita y acudir al logopeda. Los padres van en busca del especialista y de una solución que permita a sus hijos superar ese problema o trastorno. Pero, ¿cómo ser enfrentan los niños a esa situación? ¿Cómo afrontan esa primera cita?

Para saber un poquito más sobre los niños y su relación con el logopeda, hemos hablado con Paqui Díaz Rodríguez y Pilar Juan Simón, especialistas en Atención Temprana y en Terapia Miofuncional, y gerentes de la Clínica de Logopedia Comunícate.

Cuando les preguntamos por cómo se enfrentan los más pequeños a su primera visita al logopeda, ambas coinciden en decirnos que “la primera vez que vienen con sus padres, en ellos se observan multitudes de reacciones, en función de cómo es cada niño, de la edad, el carácter (extrovertidos, tímidos...), y de la información que tienen de por qué vienen al logopeda, pues unos lo saben y otros no”. Nos comentan que es muy importante que desde la primera visita les den información, pues les proporcionará seguridad y confianza a la hora de acudir a las sesiones. Les explican en qué van a consistir y qué objetivos quieren conseguir con ellas, esto en el caso de los niños más mayores, puesto que en el de los más pequeños, adecúan su vocabulario a su comprensión y de forma general les dicen “que cuando vengan, un ratito trabajaremos y otro jugaremos o trabajaremos de forma más lúdica, pero que de una manera u otra seguro que se lo van a pasar muy bien con nosotras”. Trabajan con todas las edades, pero si hablamos de niños, podemos decir que trabajan desde recién nacidos (sobre todos en estos casos con la familia), pero, más concretamente, las edades de los niños que visitan esta clínica van desde los 2 hasta los 10 años, aproximadamente, siendo las patologías más tratadas, las dislalias y los retrasos del lenguaje en los más pequeños,  y en los mayores la deglución atípica y problemas en la lectoescritura, entre otras.

Comunicate 2 niños, un mundo 2015 (Copiar)

Una vez adaptados, habrá aspectos que les gusten más y otros que no les gusten tanto. A esta cuestión nos indican que intentan adaptarse a sus gustos a la hora de preparar las sesiones, pero siempre en la manera de lo posible, porque “las partes que pueden gustarles menos siempre se las anticipamos y evidentemente lo que más les suelen gustar son las actividades más lúdicas,  sobre todo, intentamos que estén relacionadas con sus gustos, pues así el trabajo les resulta más divertido, y al haber mayor colaboración, que con una actividad que les disguste,  a nosotras nos resulta más fácil y mejor alcanzar nuestros objetivos. Hemos de destacar que los más pequeños prefieren las sesiones grupales, pues suelen ser más dinámicas” .

Según nos comentan, la evolución depende de muchos factores como son la patología a tratar, la actitud, el trabajo en casa...”Hemos de destacar que nuestro trabajo en muchas patologías, y no solo con niños, se ve afectado por el buen o mal trabajo en casa, es decir, por si lo refuerzan o no en casa”.

Por último nos confirman que están satisfechas por el grado de implicación de los padres, “por suerte la mayoría de los papás, que acuden a nuestra consulta SÍ se implican y colaboran durante todo el proceso, formando así, un gran equipo”

La Logopedia no tiene edad, por ello, y ante cualquier trastorno del lenguaje, nada mejor que ponernos en manos de profesionales, como los que encontrarás en Clínica de Logopedia Comunícate en c/Seis de Junio, 64 2º B de Valdepeñas.

Comunicate 4 niños, un mundo 2015 (Copiar)