DE MAYOR QUIERO SER...

LA FAMILIA ARQUERA. Nos acercamos al mundo del Tiro con Arco tradicional de la mano de la familia Valero Barba

Hacer deporte en familia es una de las actividades que más reconforta a sus miembros, siempre y cuando lo hagan porque ellos quieren y no por obligación. Porque compartir los mismos gustos, la misma afición y andar juntos el camino puede llegar a ser de lo más divertido. 

IMG_9180 (Copiar)
Pilar, Jose, Mónica y Rocio, una familia de arqueros

Esto es lo que le ocurre a la familia Valero Barba: Jose Manuel (el padre), Pilar (la madre), Mónica y Rocio (las hijas), que practican juntos el Tiro con Arco tradicional. En advaldepeñas, les hemos llamado la Familia Arquera (o los Robin Hood del Tiro con Arco tradicional valdepeñero) y con ellos hemos pasado una tarde hablando de su experiencia.

Están en el Club Arquero “El Abejorro” de Calzada de Calatrava donde la mayoría de sus miembros son familias. El tipo de tiro con Arco que practican es el tradicional y al aire libre recorriendo el bosque o el campo: “Consiste en hacer una especie de senderismo en una pista con 24 dianas, vas haciendo el recorrido y antes de llegar a la Diana hay una piqueta que te indica que tienes que tirar desde ahí. Haces mucho ejercicio porque además de andar hay veces que tienes que agacharte porque hay un árbol, luego tienes que recoger las flechas”, explica José Manuel Valero, quién también cuenta que todo lo montan los miembros del club y les gusta complicarlo.

Pilar Barba y su familia arquera4 (Copiar)IMG-20161012-WA0038 (Copiar)

Pilar Barba recuerda que el próximo domingo 30 de octubre, por la mañana, tienen una tirada espectacular en el entorno e interior del Castillo de Calatrava, donde las dianas son Pokémon: “Es una tirada medieval,  donde vamos vestidos como en esa época, se hace todos los años. Habrá 28 dianas con la imagen de distintos Pokémon”. Se realiza en la zona de Villavieja, que no está abierta al público pero que el Ayuntamiento de Aldea les ha dejado para esta actividad, lo cual agradecen mucho.

Los arcos están hechos de madera y los hay recurvos y longbow, el típico arco inglés como el de Robin Hood: “El arco tradicional no tiene nada que ver con los otros. La forma de apuntar, en anclaje es diferente, varía mucho. La tirada es instintiva”, cuenta Jose Manuel, quién también recuerda como entraron en este Club: “Hicimos un curso y conocía a los de Calzada, me dijeron que tenían recorrido 3D y nos apuntamos. Nos sentimos arropados y nos llevamos como familia”.

Además de la tirada medieval también han hecho tirada nocturna donde para ver las flechas les pusieron bengalas, algo que Pilar define como “una actividad original y preciosa”.

Anteriormente, tanto Jose Manuel como Pilar y Mónica, la hija mayor, habían estado en el Club de Tiro con Arco Aljaba de Valdepeñas, donde el padre fue dos veces campeón provincial, Pilar fue campeona de Castilla-La Mancha y Mónica, en su categoría, también fue campeona regional en longbow. Recuerdan su paso por Aljaba con mucho cariño e incluso Mónica tiene carnet de bebé del club valdepeñero, hoy tiene 12 años.

Las niñas

Un deporte que practican en familia porque siempre les ha gustado: “Mis hijas se lo pasan muy bien, no van obligadas, no hay una disciplina que les pueda aburrir, quieren diversión y la tienen. Es algo que ellas han elegido, quizás porque lo han vivido desde pequeñas, lo están disfrutando mucho y nosotros con ellas”, cuenta Pilar, a quién apoya su marido que explica que cuando va a alguna competición les pregunta si quieren ir y “nunca dicen que no, porque además se lo toman como un juego y no como disciplina. Pienso que obligar a los niños a hacer lo que no les gusta es aburrirles y lo pasan mal. Eso sí, primero estudiar y luego el deporte y la diversión”. En el club El Abejorro también compiten pero “no por obligación”.

IMG-20161012-WA0051 (Copiar)

Rocio tiene 6 años y lleva algo más de un año practicando este deporte. Sus padres la llevaban a las competiciones y actividades desde que era bebé. Ella nos cuenta que tiene muchas ganas de tirarle a Pikachu en la actividad del día 30, y que su arco es de color amarillo. Sus padres dicen de ella que da a la diana y que “se pica mucho, porque según va tirando y ve que no falla se anima más”. Por cierto, también está muy contenta porque va a aprender a tocar la guitarra.

Pilar Barba y su familia arquera1 (Copiar)Pilar Barba y su familia arquera5.jpg6 (Copiar)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mónica a sus 12 años ya es una veterana en esto del Tiro con Arco: “Desde pequeña me iba con mis padres y siempre me ha gustado, es muy divertido y me lo paso muy bien. Pero también hago otras actividades como atletismo y guitarra”.

Pilar Barba y su familia arquera3 (Copiar)

Mónica y Rocio, van al colegio Nuestra Señora de los Dolores (Salesianas) y cuando celebran en el centro el día de María Auxiliadora su padre prepara una actividad de tiro con arco y ellas le ayudan. En esta competición y aprendizaje “todos ganan”.

Los arcos tienen nombres que ellos mismos les ponen cuando los encargan a Joaquín, un artesano que los fabrica en Calzada: “El arco de Mónica se llama Blackrose, porque es negro y rosa, el de Pilar se llama Brave, porque ella es pelirroja y con el pelo rizado como la protagonista de la película”, explica Jose Manuel.

Pilar Barba y su familia arquera5 (Copiar)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los arcos están hechos de madera de bambú y llevan otros materiales que hacen que sean flexibles. La bolsa que llevan para las flechas, el Carcaj, está hecho de cuero.

Todos los fines de semana hay competiciones a nivel nacional y como bien explica el padre “nosotros no vamos pero si quisiéramos estábamos siempre liados”. Es un deporte que se practica al aire libre, incluso en invierno y aquí es donde José Manuel nos cuenta una anécdota: “Fuimos Mónica y yo a competir a Carcabuey (Córdoba) en plena sierra y estaba todo nevado, fue muy bonito pero pasamos mucho frío, así es que imagínate si nos gusta este deporte”.

En cuanto a las dianas, están marcadas con zonas vitales, pulmón y corazón, que tienen que intuir y que son las que más puntos dan al arquero.

IMG-20161012-WA0036 (Copiar)IMG-20161012-WA0039 (Copiar)

Entre otras anécdotas cuentan la de cuando tiran una flecha y jamás la encuentran porque según Jose “igual es que ha pasado a otra dimensión, es algo que no se entiende”. También les ha pasado de tirar una flecha defectuosa y reventar esta en el aire: “Son de madera, no de carbono y si tienen una pequeña rajita se desintegran porque además van lanzadas con arcos muy potentes como el mío”.

Una tarde divertida en compañía de una familia que comparte deporte y lo disfrutan. Eso sí, si de aquí al día 30 de octubre van al Castillo de Calatrava y ven que hay Pokémon alrededor no traten de cazarlos con el móvil, porque son las dianas de la actividad medieval que celebran ese día los arqueros del Club “El Abejorro”. http://club-abejorro.blogspot.com.es/

IMG-20161012-WA0042 (Copiar)IMG-20161012-WA0037 (Copiar)IMG-20161012-WA0049 (Copiar)

IMG-20161012-WA0050 (Copiar)

Pilar Barba y su familia arquera2 (Copiar)